Home / Noticias / Medio Ambiente / Quintana Roo está perdiendo sus manglares a un ritmo sin precedentes
Source: Wikipedia

Quintana Roo está perdiendo sus manglares a un ritmo sin precedentes

La pérdida de manglares en Quintana Roo es dramática. En 20 años han desaparecido 7.000 hectáreas de este ecosistema del estado debido al desarrollo del sector turístico.

Y este número seguirá aumentando, en especial en el área del municipio de Lázaro Cárdenas, donde los proyectos de construcción están destruyendo este importante hábitat natural para tantas especies,” decía Jorge Herrera Silveira, investigador del Centro de Investigación y Estudios Avanzados del Instituto Politécnico Nacional (Cinvestav).

Actualmente, Campeche, Quintana Roo y Yucatán ocupan el primer, segundo y tercer lugar, respectivamente, que cubren áreas de manglares. Pero el estado con la mayor pérdida de manglares es Quintana Roo, señala el científico.

“En la isla Holbox, situada en el norte de la península de Yucatán, en el estado mexicano de Quintana Roo, es tierra de nadie, dicen que van a construir una casa y de repente te construyen un hotel… Es totalmente inaceptable”, dice.

La isla Holbox forma parte de la reserva natural Yum Balam y está separada del continente por la laguna de Yalahau, donde habitan flamencos y pelícanos. La isla se encuentra entre el mar del Caribe y el golfo de México, con aguas repletas de flora y fauna marina, incluidas tortugas marinas.

Las 7.000 hectáreas de manglares destruidas suponen cerca del 20 por ciento de la extensión total que el estado de Quintana Roo tenía antes de convertirse en un destino turístico, y aun así ocupa el segundo lugar a nivel nacional en este tipo de vegetación.

Cancún cuenta con el Área de Protección de Fauna y Flora Manglares de Nichupté (APFFMN), un humedal urbano decretado como zona protegida el 26 de julio de 2008 en el marco de la conmemoración del Día Internacional de la Conservación del Ecosistema de Manglar.

Recientemente se presentó la estrategia para la rehabilitación en el polígono 1 de APFFMN, que consiste en desazolvar y mantener el alcantarillado y restablecer el flujo del agua con el fin de recuperar el humedal y la conectividad hidrológica para impulsar su correcto funcionamiento

Check Also

Las olas de calor en Alaska se convertirán en la nueva norma

Este verano el estado de Alaska sufrió temperaturas máximas sin precedentes, con consecuencias mortales para …