Home / Noticias / Mamíferos Marinos / Presentada demanda para salvar a la ballena franca del Atlántico Norte de las artes de pesca

Presentada demanda para salvar a la ballena franca del Atlántico Norte de las artes de pesca

Grupos por la conservación y protección animal demandaron ayer al Servicio Nacional de Pesca Marina de los Estados Unidos por no impedir que la ballena del Atlántico Norte en peligro crítico quede enredada los cabos para trampas de langosta y otros equipos de pesca.

Los científicos han hallado que los enredos son la causa principal de las muertes de la especie, que el año pasado sufrió una alarmante mortandad, eclipsando los esfuerzos de recuperación.

“La ballena franca del Atlántico Norte (Eubalaena glacialis) podría desaparecer para siempre si se sigue enredando y muriendo en los equipos de pesca,” decía Kristen Monsell, abogada sénior de la organización Center for Biological Diversity.

“La administración Trump tiene la responsabilidad jurídica y moral de impedir que estos increíbles animales sigan muriendo y sufriendo dolorosos enredos. Los funcionarios federales tienen que tomar medidas de inmediato antes de que sea demasiado tarde.”

La ballena franca del Atlántico Norte es uno de los mamíferos marinos más amenazados del mundo, con solo unos 450 individuos en estos momentos. Al menos 17 murieron en 2017, que representa casi un 4 por ciento de toda la población. Muchas de estas muertes fueron causadas por enredos en artes de pesca o colisiones con barcos, aunque algunas investigaciones todavía siguen en curso. Incluso antes de estas trágicas muertes, los científicos hallaron que la población llevaba disminuyendo desde 2010.

“La ley es clara: el gobierno federal tiene que actuar y actuar rápido para salvar a la ballena de la extinción,” decía Jane Davenport, abogada sénior de la organización Defenders of Wildlife. “No necesitamos investigar más, ya sabemos que las artes de pesca matan y mutilan a las ballenas a un ritmo insostenible. Ha llegado el momento de implementar soluciones efectivas e innovadoras para acabar con este mortal problema.”

Si una ballena queda enredada en un arte de pesca, puede ahogarse de inmediato o acabar sucumbiendo debido a las lesiones, infecciones o la hambruna. Los enredos también pueden debilitar su fuerza y reducir su éxito reproductivo. Entre 2010 y 2016, las muertes por enredos supusieron el 85 por ciento de las muertes y durante la temporada de alumbramiento de 2017 solo nacieron 5 crías.

“Los científicos han advertido que la persistencia del ritmo actual de muertes provocará la extinción funcional de la especie en 20 años,” dice Sharon Young, directora de campo para la protección de la fauna marina silvestre de la organización The Humane Society of the United States. “El Servicio Nacional de Pesca Marina debe examinar la contribución de la pesca de langosta americana en este horrible número de muertes y gestionar la pesquería para proteger a esta especie en peligro crítico.”

La demanda de ayer contra el Servicio Nacional de Pesca Marina, presentada en un tribunal federal de Washington D.C, afirma que la gestión federal de la pesca de langosta americana viola la Ley de Especies en Peligro de Extinción y la Ley de Protección de Mamíferos Marinos.

La demanda busca obligar a la agencia a examinar los impactos de la pesca en la ballena franca del Atlántico Norte y adoptar medidas adicionales para impedir más enredos en el futuro. La pesca de langosta es la pesquería de aparejos fijos más activa en el noreste de los Estados Unidos.

Check Also

El cambio climático está contribuyendo a las muertes de ballena franca del Atlántico Norte

El aumento de las temperaturas del mar debido al cambio climático está suponiendo otro duro …