Home / Noticias / Medio Ambiente / Los bosques de Canadá están ardiendo y el humo es tan denso que está batiendo récords

Los bosques de Canadá están ardiendo y el humo es tan denso que está batiendo récords

Los bosques de Canadá están en llamas, con 2,2 millones de acres prendiendo fuego hasta la Columbia Británica. Estos incendios, y otros en el Yukón y Territorios del Noroeste, han estado arrojando humo al aire, en algunos casos hasta a 8 millas de altura. 

Una vez en la atmósfera, los patrones climáticos están haciendo que este humo converja en un manto tan denso que está llegando a tapar el sol en toda la zona norte de Canadá, a la vez que se abre paso hacia el Alto Ártico, donde podría acelerar el deshielo del hielo marino. 

Según la NASA, el humo ha alcanzado niveles de espesor sin precedentes y ha sido especialmente denso en los Territorios del Noroeste, Yukón y provincias de Nunavut. 

Por no hablar del inminente eclipse solar total – en algunos lugares el humo es tan denso que podría convertir el día en noche, según Mike Fromm, del Laboratorio de Investigación Naval de los Estados Unidos. 

“Hay mucho aerosol en el aire,” dice Fromm, según el Observatorio de la Tierra de la NASA. Los aerosoles son pequeñas partículas tales como hollín o cenizas volcánicas que reflejan la luz solar. 

Según Colin Seftor, investigador atmosférico del Centro de vuelo espacial Goddard (CVEG) de la NASA, el 15 de agosto, la Ozone Mapping and Profiler Suite (OMPS) del satélite Suomi NPP registró valores índice de aerosol de hasta 49,7, más de 15 puntos por encima del registro anterior en 2006 en los incendios de Australia. 

Estas nubes de humo pueden llegar a la estratosfera, donde pueden persistir durante días o más. 

Los incendios en Canadá son importantes por varias razones.

Primero, señalan la transición a un futuro más combustible en el lejano norte a medida que el cambio climático haga condiciones más propensas a incendios mayores. 

Segundo, su localización envían humo directamente al hielo marino ártico vulnerable y a la capa de hielo de Groenlandia. Además de alterar el equilibrio del calor de la atmósfera, el humo puede depositar partículas oscuras de hollín en el hielo, pudiendo acelerar el deshielo, reduciendo la reflectividad del hielo y absorbiendo más luz solar. 

Varios estudios han relacionado el creciente número de grandes incendios en partes de Canadá y Estados Unidos con el calentamiento global. De hecho, el nivel de actividad de incendios por todos los bosques boreales, que abarcan desde Alaska a Canadá y el extremo norte en Escandinavia y Rusia, no tienen precedentes en los últimos 100.000 años, según un estudio publicado en 2013.

Check Also

El calentamiento y acidificación de los océanos podrían llegar a destruir los hábitats de arrecifes de coral para 2100

Según una nueva investigación presentada en la reunión Ocean Sciences 2020, el aumento de las …