Home / Noticias / Mamíferos Marinos / Llamada de emergencia para salvar a las orcas residentes de la Columbia Británica
Credits: NOAA Photo Library/Wikipedia

Llamada de emergencia para salvar a las orcas residentes de la Columbia Británica

Varios grupos por la conservación informan que el fracaso del gobierno federal canadiense de no emitir una orden de emergencia para reducir las amenazas a las que se enfrentan estas orcas residentes en peligro crítico podría significar su extinción.

Las organizaciones dicen que el Ministro de Pesca canadiense Dominic LeBlanc y la Ministra de Medio Ambiente Catherine McKenna no han recomendado un gabinete de emergencia que podría establecer refugios de alimento, limitar la pesca y reducir los límites de velocidad para los barcos comerciales.

“Las orcas residentes que viven frente a la costa de la Columbia Británica (BC), en la costa oeste de Canadá, se están quedando sin tiempo y estamos buscando medidas para reducir las amenazas, no solo promesas e investigación,” decía Misty MacDuffee de la Raincoast Conservation Foundation.

MacDuffee decía el viernes que la situación es crítica para las 76 orcas residentes del sur que quedan, añadiendo que tienen hasta un 50 por ciento de posibilidades de desaparecer el próximo siglo.

Señala que mapear los potenciales refugios de forrajeo es un ejemplo de una medida inútil si no se prohíbe la entrada a los pescadores recreativos a estas áreas. “No pueden hacer un mapa y decir ‘aquí están las áreas importantes’ y luego no hacer nada para reducir las amenazas en esas áreas,” dice.

Las organizaciones Raincoast, Ecojustice, la David Suzuki Foundation, la Georgia Strait Alliance, la Natural Resources Defence Council y el World Wildlife Fund enviaron una petición a LeBlanc y McKenna el 30 de enero.

El Departamento de Pesca y Océanos no hizo ningún comentario al respecto, pero identificó prioridades similares en un informe publicado el pasado mes. En el informe, el departamento halló que, aunque algunas medidas como la prohibición de contaminantes han ralentizado el descenso de la población, estas iniciativas no son suficientes. No hay ninguna medida concreta en vigor que tenga un objetivo directo en la reducción del ruido de los barcos y la mejora de disponibilidad de salmón chinook- el alimento principal de las orcas residentes del sur -, que proporcionaría una mejor posibilidad de progreso a corto plazo. 

Es crítico centrarse en las áreas de forrajeo de estas orcas, ya sea aumentando la abundancia de su presa o reduciendo el ruido submarino para que puedan encontrar mejor su alimento, señala el informe. Debería ser una prioridad en el futuro inmediato para reducir la competición con los pescadores, así como las perturbaciones físicas y acústicas. El informe también identificó las colisiones con barcos como una nueva amenaza para la subpoblación.  

La especie va en camino de desaparecer, a menos que se contemplen otras medidas complementarias, señala el informe.

La bióloga Linda Nichol, una de las autoras del informe, dice que abordar las amenazas para las orcas residentes del sur requiere una cooperación internacional con Estados Unidos así como la participación de todas las partes implicadas – incluidas las industrias navieras y de avistamiento de ballenas así como los pescadores comerciales y recreativos.

Las orcas residentes del sur (SRKW) representan la más pequeña de las cuatro comunidades de orcas residentes en la sección noreste del Océano Pacífico de Norteamérica. Es la única población de orcas clasificada “en peligro” por el Servicio federal de Pesca y Vida Silvestre y protegida por la Ley de Especies en Peligro desde 2005.  

En 2016 murieron siete individuos de esta subpoblación, incluida Granny, la orca más vieja del mundo con 105 años y líder de estas orcas residentes. Esta comunidad única de orcas solo come pescado, una tradición cultural que se ha transmitido a lo largo de miles de años de madres a hijas. Las orca residentes del sur han evolucionado junto al salmón en el Océano Pacífico. Han aprendido a seleccionar el mejor salmón y el más graso, el salmón chinnok o real (Oncorhynchus tshawytscha). Pero actualmente se están quedando sin pescado y sin tiempo. La subpoblación en peligro crítico se enfrenta a multitud de amenazas y, ahora, sin su venerada líder, esta población de orcas vive al borde de la extinción. Las orcas residentes del sur necesitan una distribución abundante y ampliamente distribuida de salmón chinook durante todo el año, en todo su rango, no solo en el trozo que han designado las agencias federales.

Check Also

El cambio climático está contribuyendo a las muertes de ballena franca del Atlántico Norte

El aumento de las temperaturas del mar debido al cambio climático está suponiendo otro duro …