Home / Noticias / Medio Ambiente / Las emisiones antropogénicas son 100 veces más altas que las emitidas por todos los volcanes del planeta
Pho­to: Inter­net

Las emisiones antropogénicas son 100 veces más altas que las emitidas por todos los volcanes del planeta

La actividad humana produce al año hasta 100 veces más dióxido de carbono (CO2), responsable del calentamiento del planeta, que todos los volcanes de la Tierra juntos, según un estudio que ha durado una década.

El Observatorio de Carbono Profundo (DCO), un equipo internacional de científicos con sede en Washington, ha publicado una serie de informes describiendo cómo los procesos naturales y antropogénicos almacenan, emiten y reabsorben carbono.

El equipo ha hallado que las emisiones de dióxido de carbono antropogénico han superado drásticamente la contribución de los volcanes, a menudo considerados importantes contribuidores al cambio climático.

En la Tierra hay 1,85 mil millones de toneladas de carbono, dos décimas de las cuales – unos 43.000 gigatones (43.000 mil millones de toneladas) – están sobre los océanos, suelo y atmósfera, mientras que el resto, más del 99 por ciento, está almacenado en la corteza de nuestro planeta, manto y núcleo, proporcionando a los científicos pistas de cómo se formó la Tierra hace miles de millones de años.

Un gigatón es el equivalente a 1.000 millones de toneladas, o lo que es lo mismo, a 3 millones de aviones Boing 747.

Midiendo la prominencia de determinados isótopos de carbono en las muestras de roca en todo el mundo, el DCO pudo crear una línea de tiempo que se remonta a hace 500 millones de años y mapear cuánto carbono se movió entre la tierra, el mar y el aire.

Hallaron que, en general, el planeta autorreguló los niveles atmosféricos de dióxido de carbono, un gas clave de efecto invernadero, durante periodos geológicos de cientos de miles de años.

Las excepciones llegaron en la forma de “alteraciones catastróficas” para el ciclo de carbono de la Tierra, tales como las inmensas erupciones volcánicas o la colisión de un meteorito que exterminó a los dinosaurios.

“En el pasado vemos que estas enormes entradas de carbono en la atmósfera causan calentamiento y enormes cambios tanto en la composición de los océanos como en la disponibilidad de oxígeno,” dice Marie Edmonds, profesora de Vulcanología y Petrología, y Ron Oxburg, de la universidad de Ciencias de la Tierra en Queens.

El equipo estimó que el impacto en Chicxulub, en la Península del Yucatán, hace 66 millones de años, que exterminó el 75 por ciento de la vida en Tierra y los dinosaurios, emitió entre 425 y 1.400 gigatones de CO2.

Solo en 2018, las emisiones de origen antropogénico (las provocadas por la humanidad) alcanzaron las 37 gigatones.

“La cantidad de CO2 emitida a la atmósfera por la actividad humana en la última década es equivalente al cambio catastrófico durante estos eventos que hemos visto en el pasado del planeta,” dice Edmons.

Celina Suarez, profesora asociada  de Geología de la Universidad de Arkansas, dice que las emisiones humanas modernas son de la “misma magnitud” que las emisiones en el pasado que propiciaron la extinción masiva.

En comparación, el CO2 emitido cada año por los volcanes ronda entre los 0,3 y 0,4 gigatones – aproximadamente 100 veces menos emisiones que las emitidas por los humanos. 

“Los negacionistas del cambio climático señalan los volcanes como posibles candidatos de las emisiones máximas de CO2, pero no, este no es el caso,” dice Edmonds.

Aunque la atmósfera de la Tierra ha contenido concentraciones más elevadas de CO2 que hoy en día, fueron necesarios cientos de miles de años para alcanzar esos niveles de acumulación.

Actualmente, sin embargo, las emisiones de carbono antropogénico han hecho subir dos tercios los niveles de CO2 en un periodo de apenas unos siglos.

“Los negacionistas del cambio climático dicen que la Tierra siempre vuelve a equilibrarse por sí misma,” dice Suarez.

“Sí, lo hace y volverá a hacerlo, pero no en una escala de tiempo que podamos vivir los humanos,” concluye.

En otras palabras, los cambios que está experimentando el planeta debido a la actividad humana no tienen precedente en el registro geológico.

Check Also

Los microplásticos pueden afectar al modo en que se forma y funde el hielo marino ártico

La contaminación por plástico en los océanos se ha convertido en un problema social importante …