Home / Noticias / Medio Ambiente / Las aguas residuales y los desechos animales están afectando gravemente los litorales del Reino Unido
© Hans Hillewaert

Las aguas residuales y los desechos animales están afectando gravemente los litorales del Reino Unido

Un análisis conducido por científicos de la Universidad de Cardiff ha revelado que la constante contaminación provocada por las aguas residuales y los desechos animales está afectando la supervivencia de las frágiles praderas marinas.

Las praderas marinas son plantas con flor que se han adaptado a vivir en el mar. Recientemente aparecieron en el episodio “Green Seas” de Blue Planet II de la BBC. Reciben el nombre de “canarios del mar” debido a su sensibilidad a los cambios en el entorno. Igual que el canario en la mina de carbón, su estado de salud puede usarse como indicador del estado de salud de las áreas costeras.

La contaminación persistentemente alta pone en duda la resistencia a largo plazo de las praderas marinas. Estudios anteriores han proporcionado pruebas de que la contaminación por nutrientes es una característica constante en las islas Británicas, pero estos nuevos resultados ofrecen la indicación más clara.

Para el estudio se analizó el tejido de las hojas para nitrogeno y un isótopo estable de nitrógeno llamado 15N. La abundancia de 15N es mayor en aguas residuales y desechos animales que en otras fuentes, de manera que estos resultados ofrecen una visión única de la procedencia del nitrógeno en las praderas marinas.  

Diez de los 11 sitios en el estudio estaban en áreas con protección marina designada por la Unión Europea (UE). A pesar de estar protegidas en virtud de la Directiva Hábitats de la UE y que algunas praderas están designadas como Zonas Especiales de Conservación (ZEC), la mayoría de las praderas incluidas en el estudio estaban en una precaria condición, con niveles de nitrógeno un 75 por ciento por encima de la media global. 

Las praderas marinas con los niveles más elevados de nitrógeno procedente de aguas residuales se hallaron en las vías fluviales del río Támesis. Sin embargo, las praderas marinas en la bahía de Studland, en Dorset, popular entre bañistas y propietarios de barcos también revelaron niveles altamente enriquecidos con nutrientes de aguas residuales. 

Benjamin Jones, director del Project Seagrass, decía: “Es la primera vez que se determinan los orígenes de la contaminación que están afectando a la salud de las praderas marinas en las islas Británicas. A pesar de que estas áreas costeras están protegidas por las normativas de la Unión Europea, y que muchos sitios son ZEC, las aguas residuales sin tratar de procedencia humana y del ganado siguen acabando en el mar.

“En todo el mundo estamos perdiendo praderas marinas a un ritmo de un 7 por ciento al año y probablemente la expansión de la población costera provoque un aumento en estos descensos. Tomar conciencia de las amenazas locales específicas para la hierba marina es vital si hemos de protegarla.

La Dra. Leanne Cullen-Unsworth, también de la Universidad de Cardiff, decía: “Este estudio pone de relieve que la escorrentía de aguas residuales sigue siendo una amenaza importante para nuestros hábitats costeros.

“El enriquecimiento con nutrientes de las aguas marinas costeras en las islas Británicas es una grave problema, con consecuencias potenciales en todo el ecosistema. Algunas praderas marinas puede que ya estén cerca de un punto de no retorno, con posibilidades de recuperación muy reducidas debido a las condiciones ambientales desfavorables.” 

El Dr. Richard Unsworth, de la Universidad de Swansea, decía: “Son clave los cambios en la infraestructura para contener las consecuencias de las aguas residuales en las praderas marinas. Necesitamos planes estratégicos de gestión de aguas residuales que sean efectivos a largo plazo.”

El estudio “Tracking nitrogen source using δ15N reveals human and agricultural drivers of seagrass degradation across the British Isles” ha sido publicado en la revista Frontiers in Plant Science.

Check Also

El calentamiento y acidificación de los océanos podrían llegar a destruir los hábitats de arrecifes de coral para 2100

Según una nueva investigación presentada en la reunión Ocean Sciences 2020, el aumento de las …