Home / Noticias / Aves Marinas / La pesca industrial está llevando a los albatros a un paso más cerca de la extinción

La pesca industrial está llevando a los albatros a un paso más cerca de la extinción

Los buques de pesca que matan de forma accidental centenares de miles de albatros cada año pasan por alto de manera rutinaria las regulaciones diseñadas para salvar a las aves de la extinción, según ha hallado una nueva investigación.

Usando datos por satélite, los investigadores hallaron que los barcos que emplean técnicas de palangre mostraban un “bajo nivel de cumplimiento” de las medidas para reducir la mortandad de albatros.

Los palangreros pescan principalmente atún y otras especies afines, pero sus líneas de monofilamento, que pueden alcanzar hasta 80 millas de largo, también atrapan accidentalmente aves aves, tortugas marinas, delfines y otra vida marina, en un proceso conocido como “pesca accidental.”

Se ha identificado que los métodos de pesca modernos suponen un importante peligro para las poblaciones de albatros en retroceso, amenazando con provocar la extinción a tres cuartos de todas las especies, dice Birdlife International, que ha llevado a cabo la investigación en colaboración con la organización Global Fishing Watch.

Según la Lista Roja de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza, 15 de las 22 especies de albatros están consideradas en peligro de extinción.

El estudio, que usó datos por satélite para mapear el comportamiento de los palangreros en los océanos Índico, Atlántico y Pacífico centro-occidental, reveló que solo el 15 por ciento de los barcos suelen usar una medida conocida como “lance nocturno”, que implica tirar los palangres por la noche. La técnica es una de las tres medidas paliativas diseñadas para proteger los albatros, que solo se alimentan durante el día.

“Los resultados son muy decepcionantes,” dice Stephanie Winnard, bióloga del Albatross Task Force (ATF), una unidad especializada creada por la Birdlife International y la Royal Society for the Protection of Birds.

“A estas alturas uno esperaría que muchos barcos estuvieran usando este sistema.”

Los albatros, petreles y otras aves marinas se ven atraídas irresisteblemente al cebo de los palangres dice Winnard. Se estima que cada año quedan enredados y mueren ahogados en estas líneas y pesca de arrastre unas 100.000 aves marinas.

“Este nivel de captura accidental es enormemente insostenible para las unas aves que pueden tardar hasta 10 años en empezar a reproducirse,” dice.

Añade que los resultados son “verdaderamente potentes” por la forma en la que arroja luz al “mundo opaco” de la pesca y sus repercusiones en la biodiversidad marina.

“Nadie reportará que no está cumpliendo con las medidas o que está matando aves marinas, por lo que ahora tenemos esta forma independiente de medir el cumplimiento,” dice.

“Nunca antes se ha publicado esta información. Normalmente se mantiene de puertas adentro. Promoverá la transparencia y hará que los países rindan cuentas. Es la primera vez que hemos podido ver lo qué ocurre en cada pesquero.”

Los investigadores usaron datos por satélite de los buques para examinar la forma en la que se movían 201 barcos, así como la velocidad y dirección del recorrido, para determinar cuando se tiraban las líneas de palangre.

Las regulaciones dispuestas por las cinco organizaciones regionales de ordenación pesquera (OROP), que regulan la pesca de atún donde se hayan normalmente los albatros, estipulan que deben usarse dos de cada tres medidas paliativas. Los otros métodos incluyen palangres con pesos integrados para asegurar que se hunden más rápido y el uso de líneas espantapájaros para ahuyentar a las aves. Las regulaciones llevan en vigor desde hace 5 y 10 años, en función de la región, pero la OROP depende de lo que reportan los barcos.

Sin embargo, el Acuerdo internacional sobre la Conservación de Albatros y Petreles, introducido en 2004, sugiere que deberían emplearse los tres métodos paliativos.

Un estudio publicado en 2011 estimó que la captura accidental de aves marinas en la pesca con palangre puede llegar a situarse entre las 160.000 y 320.000 aves al año.

Check Also

Los químicos tóxicos que se añaden al plástico amenazan la salud de las aves marinas

Nuestro consumo desmedido de plástico y la resultante generación de desechos han aumentado globalmente durante …