Home / Noticias / Mamíferos Marinos / La ola de frío en Florida mató a varias decenas de manatíes en enero

La ola de frío en Florida mató a varias decenas de manatíes en enero

Al menos 35 manatíes murieron de frío entre el 1 y el 26 de enero de 2018, en comparación a los 7 durante ese mismo periodo el año pasado, según informa la Comisión para la Conservación de la Pesca y la Vida Silvestre de Florida (FWC).
Los manatíes no están adaptados para sobrevivir en aguas frías. Sus cuerpos son en gran parte pulmones y costillas y tienen, aunque no lo parezca, muy poca grasa.

La última vez que Florida vivió un repunte en el número de muertes relacionadas con el frío fue en 2010 y 2011, cuando el número de manatíes que murió de frío alcanzó los 281 y 114 respectivamente.

Los manatíes pueden desarrollar hipotermia o golpe de frío si se ven expuestos a aguas muy frías. Un manatí que sufre un golpe de frío morirá rápidamente.

La exposición prolongada al agua por debajo de los 20ºC puede causar una condición llamada síndrome de estrés por frío crónico. El animal puede sufrir emaciación, deshidratación, lesiones en la piel e infecciones. Si es encontrado a tiempo, tendrá alguna posibilidad.

La mayoría de las muertes relacionadas con el frío en Florida ocurrieron entre el 15 y el 22 de enero, cuando las temperaturas nocturnas bajaron a -1.1ºC. Al menos 19 manatíes murieron debido al frío durante ese periodo, según revelan cifras estatales.

Los manatíes ya estaban muertos cuando fueron hallados.

Aquellos individuos hallados vivos estaban muy débiles y a menudo sufrían “congelamiento de aleta”.

Una vez un manatí es llevado a un centro de recuperación, éste es introducido en agua caliente y equipado con un chaleco salvavidas para ayudarle a apoyar la cabeza. Se le pone un antibiótico y es alimentado mediante sonda.

En el condado de Collier murió al menos un manatí debido al frío en enero. Fue hallado en Marco Island. Otros dos fueron hallados en un avanzado estado de descomposición para poder determinar la causa de la muerte.

El lunes, en Port of the Islands al sur del condado de Collier, las autoridades hallaron otros dos manatíes que presentaban un estado de emaciación y una condición “crítica”.

Uno murió durante el traslado a la instalación de recuperación. La causa de la muerte todavía no se ha determinado.

El condado de Lee también vio al menos una muerte relacionada con el frío en enero. El manatí fue hallado en el río Caloosahatchee, en Fort Myers. Otros tres fueron hallados en avanzado estado de descomposición, por lo que no pudo determinarse la causa de la muerte.

El condado de Brevard vio la mayoría de muertes causadas por las bajas temperaturas en enero. Las cifras han revelado que murieron hasta 6 debido a la exposición al frío.

Cuando las temperaturas bajan, los manatíes buscan aguas cálidas en o cerca de manantiales y cerca de las salidas de centrales eléctricas. A veces estas áreas no tienen hierba marina, que los manatíes necesitan comer, por lo que tienen que aventurarse a entrar en aguas más frías para alimentarse, corriendo el peligro de morir de frío.

Cuando el tiempo es frío y soleado, los manatíes pasan más tiempo en la superficie para calentarse, aumentando el riesgo de ser golpeado por un barco.

“Es una gran preocupación,” dice Pat Rose, directora ejecutiva de la organización sin ánimo de lucro Save the Manatee Club. “Lo más importante es que la gente esté alerta”.

Las muertes de manatí debido a colisiones con barco han aumentado en los últimos años a más de 100 en 2016 y 2017. Sin embargo, la población general ha repuntado desde principios de 1990, cuando su población se situó por debajo de los 1.500.

El estudio áreo de la FWC contó 6.620 manatíes. En el sondeo de 2018 se han contado 6.131.

La marea roja – floraciones de algas que liberan toxinas- es también una importante amenaza para la población de manatís.

Los manatíes reciben el nombre de los gigantes gentiles del océano. Hay tres especies de manatíes en el mundo: el manatí de África Occidental (Trichechus senegalensis), el manatí del Amazonas (Trichechus inunguis) y el manatí de las Indias occidentales (Trichechus manatus). Gracias a los esfuerzos de conservación, el manatí de las Indias occidentales fue sacado de la lista de especies en peligro en 2017.

Los manatíes pueden alcanzar los 3,9 metros de longitud y pesar hasta 1587 kg. Son herbívoros, siendo la hierba marina su alimento preferido. Aunque son capaces de moverse hasta 30 millas por hora si es necesario, los manatíes prefieren un ritmo mucho más lento de un par de millas por hora. Y cuando se sumergen bajo el agua, puede aguantar la respiración hasta 20 minutos.

Check Also

El cambio climático está contribuyendo a las muertes de ballena franca del Atlántico Norte

El aumento de las temperaturas del mar debido al cambio climático está suponiendo otro duro …