Home / Noticias / Medio Ambiente / La industria cárnica responsable de la mayor zona muerta registrada en el golfo de México

La industria cárnica responsable de la mayor zona muerta registrada en el golfo de México

La industria cárnica global, implicada ya en provocar el calentamiento global y la deforestación, también es culpable de propiciar la que se prevé será la peor “zona muerta” registrada en el golfo de México. 

Los contaminantes de excrementos y fertilizantes que van a parar a las vías fluviales están exacerbando enormes floraciones de algas dañinas que crean franjas carentes de oxígeno en el golfo, los Grandes Lagos y la bahía de Chesapeake, según un nuevo estudio conducido por Migthy, un grupo medioambiental presidido por el ex congresista Henry Waxman. 

Se espera que esta zona muerta sea mayor que las casi 8.200 millas cuadradas que se pronosticaron en julio. 

Los nutrientes que van a parar a arroyos, ríos y océano procedentes de la agricultura y aguas residuales estimulan un crecimiento excesivo de algas que, al morir, las bacterias descomponen. En este proceso de descomposición se consume todo el oxígeno provocando hipoxia, o áreas carentes de oxígeno, resultando en la huida o muerte de la vida marina en el área. Algunas criaturas como el camarón sufren retrasos en el crecimiento.  

Las floraciones de algas por sí mismas pueden provocar otros problemas, como en Florida el año pasado, cuando varias playas tuvieron que cerrarse tras quedar cubiertas por un limo verdoso y fétido. 

El enorme apetito de los estadounidenses por la carne está provocando gran parte de esta contaminación dañina, señala Mighty, quien acusa a varias compañías de llevar a cabo prácticas que están “contaminando nuestra agua y destruyendo el paisaje” en el corazón del país. 

“El problema no hace más que agravarse y la regulación no está reduciendo el alcance de esta contaminación,” dice Lucia von Reusner, directora de campaña. “Estas prácticas necesitan ser más sostenibles. Y una reducción en el consumo de carne es absolutamente necesaria para reducir la carga medioambiental.” 

El informe de Mighty analizó las cadenas de abastecimiento de la agroindustria y las tendencias de la contaminación y halló que una granja industrial muy industrializada y centralizada estaba convirtiendo enormes extensiones de praderas nativas en campos de soja y maíz para alimentar al ganado. Una vez erosionado para el cultivo, el suelo puede ser arrastrado por la lluvia, llevando consigo fertilizantes a las vías fluviales. 

El informe identifica a Tyson Foods, con sede en Arkansas, como la “influencia” dominante en la contaminación debido a su poder de mercado en pollos, carne de vacuno y cerdo. Tyson, que abastece a McDonald’s y Walmart, sacrifica cada semana 35 millones de pollos y 125.000 cabezas de ganado, lo requiere cinco millones de acres de maíz al año para alimentarlos, según señala el informe. 

Según la Agencia de Protección Medioambiental (EPA), ésto le generó a Tyson Foods 55 millones de toneladas de excrementos el año pasado, con 104 millones de toneladas de contaminantes vertidos a las vías fluviales durante la última década. La investigación de Mighty halló que los niveles más elevados de contaminación por nitrato corresponden a  agrupaciones de instalaciones que opera Tyson y Smithfield, otro proveedor de carne. 

Esta contaminación también ha sido relacionada con la contaminación del agua potable. La semana pasada, un informe del Grupo de Trabajo sobre el Medio Ambiente halló que en 2015 los sistemas hídricos que sirven a 7 millones de estadounidenses en 48 estados contenían elevados niveles de nitratos. La ingesta de nitratos está relacionada con el riesgo de contraer determinados cánceres. 

“Se están arando enormes áreas de Estados Unidos para plantar maíz y soja para alimentar al ganado,” dice von Reusner. “Y apenas se está regulando.” 

Estados Unidos es un gran consumidor de carne, con un consumo medio de 211 libras en 2015.  Y este voraz apetito por la carne ha provocado una pérdida de bosques nativos y praderas en los Estados Unidos y en todo el mundo, liberando gases de efecto invernadero a través de la deforestación y las prácticas agrícolas. 

Check Also

El calentamiento y acidificación de los océanos podrían llegar a destruir los hábitats de arrecifes de coral para 2100

Según una nueva investigación presentada en la reunión Ocean Sciences 2020, el aumento de las …