Home / Noticias / Medio Ambiente / La Gran Barrera de Coral puede que no sobreviva al cambio climático actual

La Gran Barrera de Coral puede que no sobreviva al cambio climático actual

La Gran Barrera de Coral sobrevivió a cinco “eventos de mortalidad” durante los últimos 30.000 años pero, según un nuevo estudio, ésta podría no ser lo suficientemente resistente para recuperarse de la presión climática actual.

Mediante la perforación y extracción de coral fosilizado en el extremo de la plataforma continental, un equipo de científicos reconstruyó los cambios y evolución del arrecife durante los últimos 30.000 años.

En la revista Nature Geoscience, el equipo detalla que el arrecife migró hacia el mar y de nuevo hacia tierra cuando los niveles del mar disminuyeron y aumentaron con los cambios en la glaciación.

Durante esas fluctuaciones, el arrecife se enfrentó a eventos de mortalidad, pero logró sobrevivir a estos vaivenes desplazándose y creciendo a distintas profundidades.

Hoy, sin embargo, la Gran Barrera de Coral no es capaz de hacer estos cambios al ritmo al que está sucediendo el cambio climático.

Los arrecifes de coral puede que parezcan estables, como sistemas inmóviles, sin embargo pueden moverse, aunque lentamente, cuando las condiciones climáticas varían.

Durante las glaciaciones, los niveles del mar disminuyeron gradualmente. Según la coautora del estudio, Jody Webster, geocientífica de la Universidad de Sidney, a medida que el litoral retrocede, también lo hace el arrecife.

“A medida que el nivel del mar fue disminuyendo en la última glaciación, el arrecife quedó expuesto y murió en algunos lugares,” dice.

“Todo lo que estaba sumergido quedó expuesto; el litoral se desplazó hacia el este y empezó a crecer un nuevo arrecife,” dice.

Webster y sus colaboradores hallaron que el arrecife se enfrentó hasta a tres eventos de mortalidad en los últimos 30.000 años.

Uno ocurrió hace 30.000 años y otro 8.000 años más tarde, justo antes de Último Máximo Glacial, marcado por la máxima extensión de las capas de hielo y el nivel del mar más bajo en todo el mundo.

En la Gran Barrera de Coral, el nivel del mar estuvo en su límite más bajo hace unos 21.000 años – 118 metros por debajo del nivel actual del mar.

Durante esa exposición, el arrecife migró hasta 1 km hacia el mar para mantenerse sumergido.

El otro tipo de evento de mortalidad fue causado por el aumento del nivel del mar. Ocurrió hace 17.000 – 13.000 años, cuando las capas de hielo del mundo empezaron a fundirse – un periodo conocido como desglaciación.

Examinando los distintos corales y algas en los núcleos fósiles, los investigaciones hallaron que se había producido una disminución en el crecimiento del coral.

“Vimos que el crecimiento se ralentizaba hasta un punto en que la comunidad coralina cambiaba y pasaba de formas de crecimiento rápido en aguas poco profundas a formas de crecimiento lento en aguas más profundas en la actualidad,” dice.

La mayoría de eventos tuvieron lugar hace unos 10.000 años y dio lugar a lo que los científicos llaman “arrecife del Holoceno” – la Gran Barrera de Coral que conocemos hoy en día.

La muerte del arrecife no solo fue provocada por el aumento del nivel del mar, sino también por el flujo potencial de sedimentos procedentes de tierra al quedar la plataforma inundada, dice.

“Fue una vez una llanura fluvial – con hierba, árboles, ríos y probablemente manglares – y luego empezó a inundarse, arrastrando enormes cantidades de sedimento,” explica.

La paleoecóloga de la Universidad de Wollongong, Australia, Tara Clark, quien no ha participado en el estudio, dice que ha sido un análisis importante y exhaustivo de cómo el arrecife fue evolucionando a lo largo de los milenios: no solo cómo respondió el arrecife a los cambios del nivel del mar, sino también a los cambios ambientales asociados.

Mediante la cartografía mediante sonar del suelo marino de la plataforma continental, el equipo observó crestas y estructuras que cree podrían tratarse de vestigios de sistemas de arrecife.

El coral y las algas incrustados en los núcleos perforados se analizaron utilizando la técnica del carbono y su firma química permitió al equipo reconstruir la temperatura de la superficie del mar y la profundidad del agua en el momento en que estaban con vida.

Aunque la Gran Barrera de Coral ha demostrado una notable resistencia a los cambios en el nivel del mar y el aumento de la temperatura de la superficie del mar, los cambios a los que se enfrenta actualmente son mucho más extremos y están sucediendo más rápido que los sufridos nunca antes,” dice.

“Desde la última glaciación hace unos 10.000 años, la temperatura aumentó un par de grados a lo largo de decenas de miles de años. Si comparamos la velocidad a la que sucedieron esos cambios con la velocidad a la que están sucediendo hoy en día, vemos que éstos están ocurriendo más deprisa, sin posibilidad de que el arrecife pueda adaptarse,” concluye.

Check Also

El calentamiento y acidificación de los océanos podrían llegar a destruir los hábitats de arrecifes de coral para 2100

Según una nueva investigación presentada en la reunión Ocean Sciences 2020, el aumento de las …