Home / Noticias / Mamíferos Marinos / La brutal matanza de lobos marinos de Namibia ha empezado

La brutal matanza de lobos marinos de Namibia ha empezado

La brutal matanza de lobos marinos de Namibia ya ha empezado. Durante los próximos cuatro, meses miles de lobos marinos que viven en cabo Cross y la bahía Atlas serán brutalmente asesinados por su piel, grasa y genitales.

Cabo Cross es un centro turístico y tiene la mayor colonia de lobos marinos de Namibia. Desde julio hasta mediados de noviembre, esta pintoresca área se convierte en un sanguinario campo de matanza. Las focas de Groenlandia no son las únicas víctimas pinípedas de la matanza masacre. Los lobos marinos del cabo también son masacrados dentro de una supuesta “reserva de lobos marinos”-las colonias en las playas donde nacen las crías y donde son amamantadas hasta la edad de un año. En el proceso, las crías son separadas por la fuerza de sus madres y acorraladas en un área de la reserva donde son apaleadas y apuñaladas a muerte.

Las dos mayores masacres de pinípedos del mundo son la de focas de Groenlandia en Canadá y la de lobos marinos del cabo en Namibia. Hay varias diferencias en cómo se llevan a cabo y la política que hay detrás, pero también hay similitudes,” dice la organización sin ánimo de lucro Harpseals.org, que trabaja para poner fin a la matanza de focas en Canadá.

En ambas matanzas, las crías son el principal objetivo; y son apaleadas en sus colonias. En la matanza de focas de Canadá, las crías tienen solo entre tres semanas y un mes de edad. Aunque ya están destetadas (a la edad de 10 días y dos semanas), siguen siendo unas crías juguetonas que tardarán años en alcanzar la edad adulta. Las focas nacen entre febrero y marzo en los témpanos de hielo y permanecen en el hielo durante la primera semana de sus vidas hasta que pueden nadar.

En ambas masacres se mata a las crías por su piel y grasa. En el caso de Namibia, los machos de lobo marino también son masacrados, en este caso por sus genitales, considerados un afrodisíaco en algunas partes de Asia. La matanza diaria en las abarrotadas reservas provoca el pánico y el estrés crónico en los lobos marinos.

Las consecuencias de este estrés crónico no se conocen bien, pero probablemente hace que las madres aterradas abandonen a sus crías y éstas mueran de desnutrición. Los lobos marinos ya están sufriendo mortandades masivas con frecuencia debido a la precaria disponibilidad de sus presas.

Namibia es el único país del hemisferio sur que mata lobos marinos. Aunque la protección y el uso sostenible de los recursos naturales forma parte de la constitución namibia, el país lleva a cabo la mayor matanza de pinípedos del mundo, a los que acusa de comerse el pescado.

Mientras que un estudio gubernamental halló que las colonias de lobos marinos consumen más pescado que toda la industria pesquera, la sociedad para la protección animal Seal Alert South Africa estimó una pérdida de menos del 0,3 por ciento para la pesca comercial. Durante los últimos seis años, activistas sudafricanos han boicoteado el turismo y los productos namibios en respuesta a la matanza selectiva. Afirman que la masacre de lobos marinos es cruel por multitud de razones, incluidos el método de matanza y los efectos que tienen en toda la colonia. A menudo no se da un golpe certero en la cabeza de las crías o les golpean la cabeza con fuerza insuficiente sin llegar a aturdirlas, por lo que tienen que golpearlas repetidamente.

Una vez inconscientes, las apuñalan en el corazón delante de otras crías y cerca del resto de la colonia. A veces las crías no quedan del todo inconscientes o recuperan el conocimiento mientras son apuñaladas. Se ha observado a las crías vomitar la leche materna mientras son apuñaladas.

Los lobos marinos han sufrido varias mortandades a lo largo de los años, incluida la de 1994/95, la mayor registrada para una especie de pinípedo. En los últimos años se han notificado varios casos de multitud de crías muertas o moribundas en la costa de Namibia. Actualmente, no está clara la estabilidad de la población de lobos marinos de Namibia, pero teniendo en cuenta que la temporada de caza tiene lugar durante 139 días consecutivos, es seguro que los animales tienen apenas tregua. Además, la cuota aumenta cada año. Aunque más de 35 países han prohibido actualmente la caza comercial de focas, incluidos Estados Unidos y Taiwán, las exportaciones de lobo marino procedente de Namibia sigue siendo un gran negocio.

El aceite derivado de la grasa de los lobos marinos acaba normalmente en Asia oriental. Desde 2005, Namibia ha exportado casi 33.000 galones de aceite, llamado “el sol de Namibia”, casi un tercio de la producción exportada a China. Pero la exportación de pieles eclipsa el negocio del aceite. Turquía es el principal importador de pieles, donde los magnates de la moda las convierten en abrigos, chaquetas, botas, bufandas y sombreros. Además de las pieles suaves de las crías, los machos son masacrados por sus penes, o hai gou shen, considerados una medicina tradicional china para mejorar la virilidad. Los penes de león marino es la parte más valiosa del animal, vendiéndose aproximadamente por R26.400 el medio kilo.

Check Also

El cambio climático está contribuyendo a las muertes de ballena franca del Atlántico Norte

El aumento de las temperaturas del mar debido al cambio climático está suponiendo otro duro …