Home / Noticias / Oso Polar / La administración Trump propone dar luz verde a un peligroso plan de perforación en el Ártico, el primero en aguas federales

La administración Trump propone dar luz verde a un peligroso plan de perforación en el Ártico, el primero en aguas federales

Una propuesta para la primera exploración petrolera en aguas federales del Ártico estadounidense ha dado un paso adelante, a pesar de las inquietudes sobre las repercusiones del proyecto en la vida marina y las comunidades locales.

El proyecto de la compañía petrolera Hilcorp, con sede en Texas, sería la primera explotación petrolera en aguas federales del Océano Ártico donde los derrames son imposibles de limpiar.

El llamado proyecto Liberty, propuesto por la compañía petrolera Hilcorp, permitiría a la compañía construir una isla artificial de 9 acres y la construcción de un oleoducto de 5,6 millas en el mar de Beaufort para su proyecto de perforación offshore, donde se perforarían 16 pozos. Una vez en marcha, la Oficina de gestión de la energía del océano (BOEM) espera que el proyecto produzca 58.000 barriles al día.

Las inquietudes de los reguladores aparecen detalladas en un borrador de la evaluación ambiental que incorpora meses de comentarios públicos sobre el proyecto, incluidos los temores de que pueda afectar negativamente a mamíferos marinos y comunidades que dependen de éstos.

Hilcorp tiene un alarmante historial de violaciones medioambientales y de seguridad en el Ártico desde que la compañía empezó a operar en 2012. A principios de este año, la compañía no logró detener una fuga de gas que duró meses en la ensenada de Cook de Alaska mientras hubo hielo en el agua. Estudios anteriores de proyectos en el Ártico han revelado que la perforación offshore en estas aguas remotas y peligrosas tiene una posibilidad del 75 por ciento de un gran derrame de crudo.

“La perforación offshore en el Ártico no puede hacerse de forma segura, en particular por parte de esta compañía. Las aguas heladas y traicioneras hacen intrínsecamente peligrosa la perforación en el Ártico, y Hilcorp tiene un largo historial de derrames e infracciones regulatorias,” dice Kristen Monsell, abogada de la organización sin ánimo de lucro Center for Biological Diversity. 

“Osos polares, ballenas boreales y otras especies amenazadas en el Ártico correrán un grave peligro si la administración Trump permite que siga adelante este imprudente proyecto.”

Entre los impactos potenciales que se citan: las actividades producirían emisiones de gas de efecto invernadero (GHG), incluido dióxido de carbono, metano y óxido nitroso. Estas emisiones GHG contribuirían al cambio climático. Se vería afectado un vibrante ecosistema submarino de lechos de quelpos llamado Boulder Patch, situado cerca del proyecto propuesto. Geográficamente aislado, Boulder Patch es un epicentro de biodiversidad dominado por el quelpo Laminaria solidungula. Aunque los impactos pueden ser localizados, es probable que haya repercusiones a largo plazo para la estructura del ecosistema y se prevé que tardaría al menos una década en recuperarse.

Hilcorp y los reguladores federales han dicho que podría ocurrir un derrame importante de hasta 4,3 millones de barriles, aproximadamente la misma cantidad que la derramada por el desastre de Deepwater Horizon en el golfo de México, pero esta vez en condiciones severas y gélidas que harían mucho más difícil, sino imposible, la respuesta de emergencia y las labores de limpieza.

El proyecto Liberty fue planeado inicialmente por BP, que pasó casi 20 años intentando desarrollarlo, vendiendo el 50 por ciento de su participación – y el 100 por cien de su responsabilidad operativa a Hilcorp en 2004.

El proyecto Liberty se está considerando en un momento en que la administración Trump está intentando abrir más parte del Ártico al desarrollo petrolero, incluido el cercano Refugio Nacional de Vida Silvestre en el Ártico. Conocido como el “Serengueti de los Estados Unidos” por su increíble biodiversidad, Boulder Patch es uno de los ecosistemas más intactos y vírgenes de Estados Unidos. Según la sociedad Audubon, el refugio, un tesoro nacional irremplazable, alberga a más de 200 especie de aves, 42 especies de peces y 45 especies de mamíferos, incluidos más de 120.000 ejemplares de caribú.

“Nadie necesita el crudo del Ártico. La mayoría del mundo lo entiende, sin embargo Trump y Hilcorp no,” dice Kristen Monsell, abogada del Center for Biological Diversity. “El Ártico se ha mantenido al margen de la peligrosa perforación petrolera y tiene que seguir siendo así.”

Check Also

Fuertes críticas por la muerte a balazos de un oso polar

El trágico desenlace ha provocado fuertes críticas, en especial por parte de Morten Jørgensen, autor …