Home / Noticias / Mamíferos Marinos / Expedición estudiará el estado de salud de la ballena franca austral en las islas Georgias del Sur

Expedición estudiará el estado de salud de la ballena franca austral en las islas Georgias del Sur

Un equipo internacional de investigadores, dirigidos por la Investigación Antártica Británica (BAS), está viajando a las islas Georgias del Sur subantárticas para conducir la primera evaluación científica de la especie desde que ésta dejó de cazarse en la década de los 70. 

Las poblaciones de ballena franca austral fueron esquilmadas después de casi 400 años de caza en el Atlántico Sur. Se esperaba que las poblaciones se recuperarían una vez detenidas las operaciones comerciales. El equipo formado por ocho investigadores y tres tripulantes pasará cinco semanas en el barco de investigación “Song of the Whale” para investigar la salud de los mamíferos en sus lugares de alimento. Además, esperan resolver el misterio del por qué un gran número de crías han varado muertas en las costas de Argentina en la última década. 

El marcado por fotoidentificación y satélite ha revelado sus migraciones estacionales entre aguas de las islas Georgias del Sur y sus lugares de cría en la Península Valdés en Argentina. Sin embargo, esta área ha tenido un índice de mortalidad de crías particularmente alto y cada vez hay más pruebas que sugieren que las condiciones ambientales de las islas Georgias del Sur influyen directamente en el éxito reproductivo de la ballena. Se cree que la disponibilidad de alimento en las islas es un factor principal que está influyendo en su tasa reproductiva.  

“Se sabe muy poco de la ballena franca austral en las islas Georgias del Sur,” dice la Dra. Jennifer Jackson de la BAS, experta en ballenas y quien está liderando la expedición. “Queremos saber cuántas usan estas aguas, dónde y de qué se alimentan y su salud. También queremos saber cómo se está recuperando la población tras siglos de caza y ayudar a revelar el misterio de porqué han estado muriendo tantas crías durante los 10 últimos años.”

El equipo localizará a las ballenas usando avanzados dispositivos acústicos usados para encontrar ballenas azules. Escuchando su vocalización o canciones, el equipo puede detectar el lugar de sus llamadas e indentificar dónde se encuentran. Una vez halladas, el equipo tomará fotografías para la fotoidentificación, recogerá muestras de piel y acoplará marcas por satélite para identificarlas y seguirlas. Los miembros del equipo usarán drones para evaluar su condición física y el estado general de su salud.  

El equipo busca ayuda por parte de turistas, naturalistas y otros operadores de barcos que estén navegando y trabajando en aguas alrededor de las islas Malvinas, Georgias del Sur y Arco de Scotia de enero a marzo de 2018. La buena calidad de las fotografías y los detalles de los avistamientos de las ballenas ayudarán a obtener un chequeo de salud de la especie.

Check Also

El cambio climático está contribuyendo a las muertes de ballena franca del Atlántico Norte

El aumento de las temperaturas del mar debido al cambio climático está suponiendo otro duro …