Home / Noticias / Oso Polar / El mundo no lograr prohibir el comercio internacional de partes de oso polar

El mundo no lograr prohibir el comercio internacional de partes de oso polar

Seguirá la caza insostenible de osos árticos, ya amenazados por el cambio climático

Los países rechazaron hoy una propuesta presentada por Estados Unidos que de ser aceptada hubiera prohibido el comercio internacional de las partes de oso polar. Al rechazar dicha prohibición, las partes de la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies en Peligro de Fauna y Flora (CITES), reunidas en estos momentos en Tailandia, seguirán permitiendo la destrucción del oso polar, principalmente a través de Canadá.

‘Estamos profundamente decepcionados por esta decisión imprudente,’ decía Sarah Uhlemann, abogada en la organización Center for Biological Diversity, durante la conferencia de la CITES en Bangkok. ‘A menos que el mundo haga algo rápidamente por luchar contra el cambio climático, dos terceras partes de los osos polares del mundo habrán desaparecido en 2050, agrabada por la presión derivada de la caza canadiense insostenible, que no hará más que acelerar la extinción de este espectacular animal.’

Aproximadamente 800 osos polares mueren al año en manos de cazadores, principalmente en el ártico canadiense, y la mitad de las pieles de estos osos acaban en el comercio internacional. Fuera de Canadá la venta internacional de partes de oso polar está principalmente prohibida por otros estados, incluido Rusia, Noruega, los Estados Unidos y Groenlandia.’

El precio de las pieles de oso polar se ha disparado en los últimos años, alcanzando un precio récord de más de 12.000 dólares americanos en 2012. La creciente demanda china ha provocado una creciente caza insostenible en Canadá. En 2011, el territorio canadiense de Nunavut triplicó su cuota de captura para la población más amenazada de osos polares. Nunavut volvió a aumentar su cuota el año pasado.

La propuesta de Estados Unidos, respaldada enérgicamente por Rusia, hubiera listado al oso polar en el ‘Apéndice I’ del tratado de la CITES, poniendo fin al comercio internacional de la especie. Canadá lideró la oposición a la propuesta.

En 2012, la organización Center for Biological Diversirty pidió oficialmente a los Estados Unidos que sancionara a Canadá por violar el Acuerdo sobre la Conservación de los Osos Polares de 1973. El tratado prohíbe la caza de oso polar a menos que se conduzca bajo ‘prácticas de conservación racionales.’ Las sanciones se introducirían con arreglo a la Enmienda Pelly de Estados Unidos, permitiendo prohibiciones a las importaciones contra los países que violan los tratados de protección de fauna silvestre.

‘Hoy el mundo falló a los osos polares,’ decía Uhlemann. ‘Sin embargo Estados Unidos tiene otros caminos para presionar a Canadá para frenar su caza insostenible. Instamos a la administración Obama a que actúe rápidamente para imponer sanciones comerciales según exige la ley de Estados Unidos.’

Fuente: Center for Biological Diversity

Check Also

Fuertes críticas por la muerte a balazos de un oso polar

El trágico desenlace ha provocado fuertes críticas, en especial por parte de Morten Jørgensen, autor …