Home / Noticias / Medio Ambiente / El hielo antiguo del Ártico está a punto de desaparecer

El hielo antiguo del Ártico está a punto de desaparecer

El grave daño del cambio climático en el extremo norte del planeta es más evidente a cada día que pasa. Los últimos indicios llegan del Centro Nacional de Información sobre la Nieve y el Hielo de Estados Unidos (NSIDC, por sus siglas en inglés) con su actualización mensual del hielo marino. Los datos revelan que solo un 1,2 por ciento del hielo en el océano Ártico tiene más de 4 años. Hace 35 años, el hielo de 4 o más años representaba casi un tercio de todo el hielo marino ártico.

El hielo marino antiguo es vital para sostener la estructura ártica como conjunto. Actúa como anclaje para el hielo más joven y como amortiguador contra las tormentas que azotan la región. Pero con el aumento de las temperaturas del océano y el aire su extensión se ha visto reducida dramáticamente. Aunque no es probable que la temporada de deshielo de verano vaya a asestarle el golpe definitivo, sin duda será otro duro revés para el hielo de la región.

La noticia se produce a raíz del nuevo mínimo en la extensión del hielo marino ártico, superando el mínimo alcanzado en abril de 2016. La pérdida de hielo marino antiguo está relacionada íntimamente con la desaparición de la cobertura de hielo ártico. A medida que se va fundiendo, va siendo reemplazada por hielo más joven y delgado que se rompe con más facilidad durante las tormentas y se funde más rápido en aguas más cálidas.

Si finalmente este hielo de cuatro años desaparece, será la primera vez en la historia que ocurre. Existe la posibilidad de que no se pierda, dependiendo de lo que le ocurra a este hielo en el transcurso del verano. Si parte de este hielo supera el verano, sumaría otro año más y por tanto se repondría hielo antiguo de más de cuatro años.

“Gran parte del hielo marino de más de 3 años está localizado al norte de Groenlandia,” dice Zack Labe, experto en el Ártico de la Universidad de California, en Irvine. “Las observaciones recientes del satélite CryoSat-2 indican que el hielo de esta área es bastante grueso. Es poco probable que se funda durante el verano.

Pero, aun con esa hipotética posibilidad, es innegable la tendencia de la pérdida de hielo generalizada en el Ártico y el hecho de que persistirá en los próximos años.

Mark Serreze, director del NSIDC, explica que 10 años es el tiempo que le queda a este hielo viejo para que finalmente se funda. Así pues, el Ártico podría quedarse sin hielo en verano para mediados de 2030.

Otras partes de la región están sufriendo cambios dramáticos similares. Una investigación reciente ha hallado que Groenlandia está perdiendo seis veces más hielo que en la década de 1980, mientras que otros estudios revelan que el Ártico canadiense no ha estado tan cálido desde hace al menos 115.000 años. El paisaje también se está desestabilizando y provocando deslizamientos debido a la inestabilidad del suelo.

Check Also

Océanos más calientes, clima impredecible y aumento del nivel del mar: Informe IPCC

Los niveles del mar aumentarán y más deprisa de lo previsto en el informe de …