Home / Noticias / Mamíferos Marinos / El gobierno canadiense vigila a una ballena franca del Atlántico enredada en un aparejo de pesca frente a la costa de Quebec

El gobierno canadiense vigila a una ballena franca del Atlántico enredada en un aparejo de pesca frente a la costa de Quebec

La ballena, conocida como 3245, fue vista el martes en el golfo de San Lorenzo, al este de Canadá, enredada en un aparejo de pesca.

El macho ha sido visto regularmente en todos los rangos más importantes de la ballena franca desde su nacimiento en 2002, señala Marianna Hagbloom, del Acuario de Nueva Inglaterra.

Personal del acuario dice que fue vista la última vez en abril nadando en la bahía de Cape Cod. Pero el lunes, una avión del Departamento de Pesca y Océanos de Canadá (DFO) que supervisaba un área del golfo frente a la costa de Quebec avistó al macho de 15 años enredado en un aparejo de pesca.

Desde entonces el avión ha regresado para volver a localizarla y está “evaluando la situación y monitorizando a la ballena muy de cerca”, dice Vance Chow, portavoz del departamento de pesca.

“Los enredos en aparejos de pesca en las ballenas francas son situaciones extremadamente difíciles y angustiosas”, señala.

Chow informa que el gobierno sigue manteniendo la suspensión de los rescates de ballenas francas, una suspensión que entró en vigor el pasado julio tras la muerte de Joe Howlet, voluntario en labores de rescate de ballenas de Nuevo Brunswick, Canadá, cuando acababa de liberar a una ballena franca enredada en un cabo en el golfo de San Lorenzo.

Marianna Hagbloom, asistenta de investigación en el Acuario de Nueva Inglaterra, dice que la ballena 3245 nació en 2002. Informa que desconoce la esperanza de vida máxima de la ballena franca.

“Lo que sí sabemos es que pueden llegar a vivir 70 años,” dice. “La ballena franca más vieja que conocemos, una hembra de al menos 70 años, murió por una colisión por barco. Pero sospechamos que son animales de largas vidas.

Al menos 13 ballenas francas del Atlántico han sido halladas muertas en lo que va de año frente a las costas de Canadá y Nueva Inglaterra, al noroeste de los Estados Unidos.

La especie se encuentra entre los mamíferos marinos más poco comunes del mundo, con una población de unos 500 individuos.

Se sospecha que los enredos en aparejos de pesca y las colisiones con barcos son la causa de la mayoría de las muertes, aunque los resultados de las necropsias todavía no están disponibles.

Canadá y Estados Unidos lanzaron la semana pasada una investigación conjunta para averiguar las causas que hay detrás de la oleada de muertes de esta especie amenazada de extinción.

Check Also

El cambio climático está contribuyendo a las muertes de ballena franca del Atlántico Norte

El aumento de las temperaturas del mar debido al cambio climático está suponiendo otro duro …