Home / Noticias / Mamíferos Marinos / El deshielo en Groenlandia podría acelerar el aumento del nivel del mar

El deshielo en Groenlandia podría acelerar el aumento del nivel del mar

El deshielo de la capa de hielo de Groenlandia podría acelerar el aumento del nivel del mar más de lo previsto, según informan los científicos. Dicen que las condiciones más cálidas están fomentando el crecimiento de algas que están haciendo oscurecer la superficie.

El hielo oscuro absorbe más radiación solar que el hielo blanco, por lo que se calienta y de funde más rápido.

Actualmente, la capa de hielo de Groenlandia está sumando al año un milímetro al nivel global del mar.

Es la mayor masa de hielo en el hemisferio norte, abarcando un área unas siete veces el tamaño del Reino Unido y alcanzando los 3 kilómetros de grosor. Esto significa que el nivel promedio del mar aumentaría unos 7 metros en todo el mundo si se derritera del todo.

Esta es la razón por la que Groenlandia, aunque remota, afecta directamente a ciudades costeras importantes tan lejanas como Miami, Londres y Shanghai y áreas de baja latitud de Blangladesh.

Las algas fueron vistas por primera vez en la capa de hielo de Groenlandia hace más de un siglo, pero su impacto potencial ha sido en gran parte ignorado. No ha sido hasta en los últimos años que los investigadores han empezado a explorar cómo podrían afectar las plantas microscópicas al futuro deshielo.

Ya está en marcha un proyecto de investigación en el Reino Unido que ha durado cinco años conocido como Black and Bloom para investigar las distintas especies de algas y cómo podrían proliferar. Los datos obtenidos ayudarán a mejorar las proyecciones por ordenador del futuro aumento del mar.

El estudio dice que el peor de los casos es un aumento de 98 centímetros para finales de siglo.

La preocupación actual, sin embargo, es saber si el aumento de las temperaturas favorecerá el crecimiento de algas, no solo en las pendientes de los márgenes estrechos de la capa de hielo, sino también en áreas planas del interior donde el deshielo podría ocurrir a una escala mucho mayor.

La nieve blanca refleja hasta el 90 por ciento de la radiación solar mientras que los parches de algas negras solo reflejarían el 35 por ciento o incluso menos del 1 por ciento en los lugares más oscuros.

Los investigadores observaron que gran parte de la superficie estaba cubierta por lo que parecían ser parches de hollín y estaba repleta de multitud de agujeros en el fondo de los cuales había capas muy negras de una mezcla de algas, bacterias y crioconita – formada por polvo y hollín industrial pegados entre sí por bacterias fotosintéticas. La crioconita reduce el albedo del hielo, es decir, su reflectividad, lo que hace aumentar la absorción del calor solar.

“Sospechamos que en un clima más cálido estas algas negras crecerán en partes cada vez más mayores de la capa de hielo, pudiendo provocar más deshielo y una aceleración del aumento del nivel del mar.

“Nuestro proyecto consiste en comprender cuánto deshielo podría ocurrir.”

“No creo que hayamos alcanzado el punto de oscuridad máxima que prevemos ver en esta área, por lo que el trabajo de campo que estamos realizando tiene como objetivo averiguar si en un clima más cálido se oscurecerá más de lo que hemos observado en los últimos 15 años,” dice.

Investigaciones anteriores habían hallado que el viento ha transportado una serie de contaminantes a la capa de hielo de Groenlandia, incluidos polvo y hollín procedentes de incendios en Canadá y zonas industriales de China, América y Europa.

Pero estudios realizados durante los últimos cinco años han revelado que gran parte del material oscuro puede ser biológico, con distintos tipos de algas que hacen que el hielo se vuelva negro, marrón, verde o incluso malva.

“Sabemos que están proliferando y que son muy oscuras, y sabemos que eso está acelerando el deshielo. Este factor no se había incorporado antes en nuestras proyecciones climáticas.”

La fase final del proyecto Black and Bloom implica introducir ese nuevo factor de oscurecimiento biológico en los modelos climáticos para elaborar estimaciones para el futuro aumento del nivel del mar.

“Cuando decimos que la capa de hielo se está derritiendo más deprisa, nadie dice que vaya a derretirse en la próxima década o en los próximos 100 o 1.000 años. Pero no hace falta que se derrita del todo para que cada vez más gente esté en peligro: basta que se derrita un poco para que la vida de millones de comunidades en todo el mundo se vea amenazada.

Entretanto, el miembro austriaco del equipo, Stefan Hofer, estudiante de doctorado de Bristol, ha descubierto otro factor que puede estar contribuyendo al deshielo.

En un informe publicado recientemente en Science Advances, Stephan analizó imágenes por satélite y halló que durante los últimos 20 años ha habido una disminución del 15 por ciento de las nubes sobre Groenlandia en los meses de verano. Calculó que solo una reducción del 1 por ciento en la cobertura de nubes en verano suponen 27.000 millones de toneladas métricas adicionales de agua de deshielo en la superficie de la isla.

Aunque la temperatura es un factor obvio del deshielo, el artículo estimó que dos tercios del deshielo adicional, por encima de la media a largo plazo, era atribuible a los cielos más despejados. Lo que no se sabe es cómo podría afectar esto a las algas.

Check Also

En 50 años podría desaparecer un tercio de todas las especies de flora y fauna de la Tierra

El cambio climático es una amenaza inminente para la biodiversidad global y el riesgo de …