Home / Noticias / Medio Ambiente / El cambio climático, las aguas residuales y los fertilizantes podrían desencadenar una extinción masiva en los océanos

El cambio climático, las aguas residuales y los fertilizantes podrían desencadenar una extinción masiva en los océanos

Una pérdida de oxígeno en los océanos hace 94 millones de años llevó a una extinción masiva de vida marina que duró aproximadamente medio millón de años. 

Los científicos han hallado varias explicaciones potenciales de cómo ocurrió la pérdida de oxígeno, entre ellas, la intensificación de la actividad volcánica, un aumento en la cantidad de nutrientes que llegan al mar, un aumento del nivel y temperaturas del mar. Pero apuntar a una causa cualquiera (o a varias de ellas) requiere saber la velocidad a la que ocurrió la pérdida de oxígeno.

El estudio ha sido publicado en la revista Science Advances.

Los investigadores siguieron la evolución de los cambios en el contenido de oxígeno del agua marina midiendo los isótopos de talio en los sedimentos antiguos del suelo marino, explican. “Dado que el oxígeno en las rocas no nos iba a dar información de interés, usamos talio y otros elementos como indicadores.”

Los sedimentos preservan la composición isotópica del talio, que cambia en función de la cantidad de oxígeno en el océano profundo en el momento en que los sedimentos fueron depositados.

Los sedimentos que el equipo estudió eran rocas recogidas de perforaciones submarinas realizadas en 2003. El equipo disolvió las rocas en el laboratorio y lo separó todo químicamente salvo el talio, el elemento que necesitaban para el análisis.

Usando espectrometría de masas, el equipo midió las variaciones en el talio en las rocas sedimentarias como indicador de los cambios en los niveles de oxígeno a lo largo de decenas de miles de años.

En base al análisis, los investigadores sospechan que hasta la mitad del océano profundo se quedó sin oxígeno durante el evento anóxico oceánico-2 (EAO-2), el evento de desoxigenación ocurrido hace 94 millones de años. Se cree que el EAO-2 causó la extinción de aproximadamente al 27 por ciento de los invertebrados marinos.

La primera causa del EAO-2 podría haberse debido a un aumento en la entrada de nutrientes al mar, estimulando las floraciones de algas – un proceso conocido como eutroficación. Cuando estas algas mueren, las bacterias las descomponen consumiendo oxígeno en un proceso llamado remineralización. Este agotamiento de oxígeno mata la vida marina que vive en el suelo marino y obliga a huir a animales como los peces que pueden moverse.

“Vemos un escenario parecido en el océano actual debido nuevamente al aumento en la entrada de nutrientes, pero esta vez provocado por los fertilizantes usados en la agricultura, la producción ganadera y las aguas residuales durante los últimos 50 años,” dicen.

De hecho, el mayor “desierto biológico” observado en el golfo de México se debe a esta razón. Las zonas muertas en el Mar Báltico también están aumentando dramáticamente.

“No sabemos si los océanos actuales tienden hacia otro evento anóxico global, pero sin duda la tendencia es preocupante.”

Añaden que si la pérdida de oxígeno antropogénica ocurre a tasas parecidas a las del periodo que llevó al EAO-2, entonces el área actual de hipoxia en el suelo marino se duplicará en los próximos 102-344 años.

“En estos momentos estamos solo empezando a comprender cómo han cambiado los niveles de oxígeno en el océano en el pasado. Pero con esta nueva herramienta, ya hemos aprendido que uno de los eventos climáticos más extremos en los registros sedimentarios ofrece un inquietante análogo de la posible futura pérdida de oxígeno en los océanos y los subsiguientes cambios ecológicos.”

Check Also

Océanos más calientes, clima impredecible y aumento del nivel del mar: Informe IPCC

Los niveles del mar aumentarán y más deprisa de lo previsto en el informe de …