Home / Noticias / Medio Ambiente / El calentamiento global está acelerando las corrientes oceánicas de la Tierra
NASA/GODDARD SPACE FLIGHT CENTER SCIENTIFIC VISUALIZATION STUDIO

El calentamiento global está acelerando las corrientes oceánicas de la Tierra

Los océanos están cambiando profundamente en todo el mundo. Están almacenando cada vez más calor a medida que el planeta sigue calentándose. Los ecosistemas marinos están cambiando en respuesta al cambio climático. Los niveles del mar están aumentando con el colapso de los glaciares. Y ahora los científicos han identificado otra transformación: el agua se ha estado moviendo más rápido durante las últimas décadas.

Un estudio publicado en la revista Science Advances ha hallado que la circulación oceánica global se ha acelerado desde la década de 1990. El estudio examinó décadas de observaciones de instrumentos que monitorean la energía cinética de los mares – una medida que permite saber la velocidad a la que se mueven.

Una examen más minucioso, región por región, sugiere que gran parte de esta aceleración está ocurriendo en los trópicos. Y también parece que la circulación se está acelerando en otras franjas de los océanos Atlántico, Índico y Pacífico.

El estudio señala que todavía quedan algunas partes del océano en las que las aguas ni se aceleran ni ralentizan. Pero, en conjunto, las aguas se están moviendo cada vez más rápido.

La razón es la aceleración de los vientos.

Múltiples estudios han sugerido recientemente que los vientos sobre los océanos se están acelerando. Y, dado que los vientos son una de las principales fuerzas motoras de la circulación oceánica, también están haciendo que los mares se muevan más rápido.

Estudios anteriores también han sugerido que hay otras consecuencias. Un informe publicado la primavera del año pasado halló que los vientos más rápidos están creando olas más grandes en algunas partes del mundo.

No está claro con exactitud lo que está haciendo que los vientos ganen velocidad. Por ahora los científicos creen que podría tratarse de una combinación de calentamiento global y variaciones climáticas naturales. Los cambios en la temperatura de la atmósfera pueden alterar la forma en la que circula el aire alrededor del mundo, causando cambios en los vientos globales.

Pero los modelos sugieren que el calentamiento global continuado podría tener un creciente efecto en el futuro. Más cambio climático podría significar una mayor fuerza de los vientos oceánicos y acelerar potencialmente aún más las corrientes.

Según Shijian Hu, de la Academia China de las Ciencias y autor principal del estudio científico, las implicaciones de unos océanos más rápidos siguen sin estar claras. Hu señala que la circulación más rápida podría cambiar la forma en la que el calor y los nutrientes son transportados por todo el mundo, algo que podría alterar potencialmente los patrones climáticos globales y afectar a los ecosistemas marinos.

“Se prevé que la aceleración de la circulación oceánica media global tenga implicaciones más amplias, pero es necesario seguir investigando,” dice.

Dicho eso, hay una notable excepción en la aceleración global de los océanos.

Estudios recientes han hallado que una importante corriente del océano Atlántico – que lleva y recoge agua del ecuador al Ártico, como una especie de cinta transportadora gigante – se está ralentizando. Conocida como Circulación de Retorno del Atlántico Meridional (AMOC, por sus siglas en inglés), la corriente ayuda a regular el clima del planeta transportando calor de las aguas cálidas del trópico a latitudes altas como Europa y Norteamérica y afecta enormemente a los patrones meteorológicos en el hemisferio norte. Si esta corriente se ralentizara lo suficiente, podría afectar negativamente a la vida marina y a las comunidades que dependen de ella.

El nuevo estudio no examinó específicamente la AMOC, pero identificó una disminución en la energía cinética en partes del Atlántico Norte, que probablemente corresponden a una ralentización de la AMOC.

Los estudios no se ponen de acuerdo sobre cuánto tiempo lleva la AMOC ralentizándose y qué factores son responsables. Algunos investigadores sugieren que la AMOC pasa por largos ciclos naturales de ralentización y aceleración, y que la reciente ralentización forma parte de ese ciclo.

Pero muchos científicos creen que el cambio climático está jugando un papel importante. Sugieren que el agua dulce y fría de deshielo de la capa de hielo de la Antártida está alterando el flujo de la corriente y haciendo que se ralentice. Estudios sugieren que este efecto podría agravarse en el futuro si esta capa se funde a una velocidad mayor.

Una AMOC más lenta podría tener importantes efectos en el clima y en los patrones meteorológicos en el hemisferio norte, en particular en lugares como el este de los Estados Unidos y Europa. Los modelos sugieren generalmente que una AMOC débil podría causar un efecto de enfriamiento importante en Europa occidental, ya que se transporta cada vez menos calor del ecuador.

La nueva investigación es otro ejemplo de los efectos del cambio climático. En este caso, el calentamiento provoca vientos más fuertes, que resultan en una circulación del océano más rápida en gran parte del planeta. Pero también provoca un deshielo más rápido, que puede simultáneamente estar haciendo que una de las corrientes oceánicas más importantes del mundo se debilite.

Check Also

El calentamiento y acidificación de los océanos podrían llegar a destruir los hábitats de arrecifes de coral para 2100

Según una nueva investigación presentada en la reunión Ocean Sciences 2020, el aumento de las …