Home / Noticias / Oso Polar / Disminuye el número de osos polares en Alaska

Disminuye el número de osos polares en Alaska

Las poblaciones de oso polar dentro y en los alrededores de Alaska está disminuyendo debido a la continuada pérdida de banquisa y la caza furtiva rusa, según informes publicados por el Servicio de Fauna Salvaje de los Estados Unidos. Autoridades señalan que el descenso en la población de osos de los mares Chukchi y Bering probablemente sea más acusada que la de los osos del mar de Beaufort debido a un derretimiento más drástico del hielo, que los osos necesitan para desplazarse y buscar alimento, y debido a la caza ilegal rusa, que se cree está acabando con la vida de entre 150 a 250 osos al año.

Las evaluaciones, aunque incompletas, son inquietantes, señalaba un abogado de la organización Center for Biological Diversity que presentó una demanda al gobierno federal para que incluyera a los osos polares y morsas en la lista de la Ley de Especies en Peligro de Estados Unidos.

El año pasado, Estados Unidos reconoció oficialmente al oso polar como especie en peligro de extinción como resultado del clima ártico templado que ha hecho desaparecer el hielo de verano, crítico para la supervivencia del animal.

La caza furtiva rusa, que se cree viene impulsada por un mercado de pieles de oso, representa lo que el Servicio de Fauna Salvaje describe como una potencial amenaza para la población, explicaba Bruce Woods, portavoz de la agencia en Alaska.

Entre 2001 y 2007 hubo un descenso aproximado del 0,3% en la población de oso polar en el sur del mar de Beaufort con un total probable de 1397 a 1526 osos.

Según la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza, que lista a la especie como ‘vulnerable’, estima que la población mundial de oso polar es de entre 20.000 a 25.000. Los recientes descensos de la población en Alaska siguen décadas de crecimiento y estabilidad que empezaron en 1972, cuando Estados Unidos prohibió la caza recreativa de osos polares. Previa a la prohibición, los cazadores mataban al año cientos de osos polares en Alaska, a menudo empleando aviones para rastrearlos.

El Servicio de Fauna Salvaje también hizo público el jueves una información preliminar de la población de la morsa del Pacífico, otro mamífero marino que depende del hielo del mar, y que se ve gravemente afectado por el calentamiento global.

(De reuters.com, Alaska, por Yereth Rosen)

 

 

Check Also

Fuertes críticas por la muerte a balazos de un oso polar

El trágico desenlace ha provocado fuertes críticas, en especial por parte de Morten Jørgensen, autor …