Home / Noticias / Mamíferos Marinos / Cuatro años de cárcel por golpear a una foca monje de Hawaii

Cuatro años de cárcel por golpear a una foca monje de Hawaii

Un juez sentenció el miércoles a cuatro años de cárcel a un hombre hawaiano por molestar a una foca monje de Hawaii gestante.  

La foca monje de Hawaii se encuentra entre los mamíferos marinos más críticamente amenazados del mundo. Solo quedan 1.400 ejemplares en estado silvestre.

Shylo Kaena Akuna hostigó a la foca el 26 de abril de 2016 en el parque Salt Pond Beach de la isla Kauai, dice el fiscal Justin Kollar.

Los transeúntes grabaron el vídeo donde se ve a un hombre entrando en el agua, zarandeando al animal amenazado de extinción y posiblemente arrojándole arena. Las autoridades informan que la foca, de 17 años de edad, estaba preñada de su séptima cría conocida.

“Al parecer, Akuna iba muy ebrio en ese momento,” decía Kollar. “El abuso animal suele ser el precursor de otros tipos de violencia y es algo que no puede tolerarse en nuestra comunidad. Nuestro entorno natural es crucial para nosotros. Esto incluye respetar a nuestras especies amenazadas. Por lo que sabemos, esta es la primera condena por molestar a una foca monje y la sentencia servirá para proteger a la comunidad del acusado”.

La foca alumbró a una cría hembra una semana después del incidente, informa Kollar.

La sentencia máxima son cinco años de cárcel y 50.000 dólares de multa.

La foca monje de Hawaii, uno de los mamíferos marinos más amenazados del planeta, está protegida por la legislación federal desde 1976.

La estimación más reciente de la población es de 1.400 focas, un ligero aumento que ha dado a los científicos un “soplo de esperanza”.

La mayoría de las focas – unas 1.200 – vive en las islas del Noroeste de Hawaii a más de 1.000 millas de Honolulu. Pasan la vida en las Islas principales del Hawaii, donde se enfrentan a multitud de amenazas, desde los anzuelos de pesca y las redes a una nueva amenaza: las enfermedades parasitarias propagadas por los gatos asilvestrados.

Llamada RK30, la foca monje presenta profundas cicatrices provocadas por enredos en palangres y mordeduras de tiburón.

Los científicos la llaman la superviviente.

Check Also

El cambio climático está contribuyendo a las muertes de ballena franca del Atlántico Norte

El aumento de las temperaturas del mar debido al cambio climático está suponiendo otro duro …