Home / Noticias / Oso Polar / Como afecta la contaminación por mercurio en el oso polar

Como afecta la contaminación por mercurio en el oso polar

En una nueva investigación, los científicos han revelado como la contaminación por mercurio está afectando a los animales del Ártico como el oso polar.

La investigación, conducida por los biogeoquímicos Travis Horton de la Universidad de Canterbury y Joel Blum de la Universidad de Michigan, sienta las bases para evaluar la corriente y futuros  efectos de la deposición de mercurio y cambio climático en los osos polares.

El mercurio es un elemento de origen natural sin embargo cada año se emiten unas 150 toneladas de fuentes generadas por humanos tales como las plantas energéticas de carbón y plantas incineradoras y productoras de cloro, entran cada año en el medioambiente.

Depositado en tierra o en el agua, el mercurio es absorbido por microorganismos que lo convierten en metilmercurio, una forma altamente tóxica que aumenta en peces y animales que se alimentan de estos microorganismos.

Dado que los animales más grandes se alimentan de otros menores, el metilmercurio se concentra, un proceso que se conoce como bioacumulación.

En lo más alto de la cadena alimenticia, los osos polares acumulan altas concentraciones de este contaminante.

Aunque se conoce gran parte del proceso, los detalles de cómo el mercurio se mueve a través de las distintas redes tróficas, particularmente en el Ártico, donde la nieve y el hielo contribuyen a la disposición de mercurio, no son del todo bien conocidas.

Para clarificar esa información, Jorton, Blum y varios colaboradores estudiaron las muestras de pelo de oso polar de varios ejemplares procedentes de un museo, reunidas desde finales del siglo XIX hasta principios del XX, antes de que empezaran a intensificarse las emisiones de mercurio derivadas de fuentes humanas.

Observando tres marcas de productos químicos: isótopos de nitrógeno, isótopos de carbono y concentraciones de mercurio, los investigadores se dieron cuenta que los osos polares consiguen su alimento (y mercurio) de dos cadenas principales de alimento.

En la base de una de ellas están la planta microscópica que flota en la superficie del océano conocida como fitoplancton. La base para la segunda es un alga que vive en el hielo del mar.

El estudio demostró que los osos polares que se alimentan de la red basada en el fitoplancton tienen mayores concentraciones de mercurio que aquellos que participan principalmente en redes basadas en algas.

‘Si quieres entender los efectos potenciales de los ecosistemas cambiantes en los osos polares, necesitas conocer la existencia de estas dos redes tróficas, que posiblemente pueden verse afectadas por el hielo del mar.’

‘Este estudio proporciona la información base que será vital para nuestro entendimiento en profundidad de la bioacumulación de mercurio en los osos polares.’

Fuente

Check Also

Fuertes críticas por la muerte a balazos de un oso polar

El trágico desenlace ha provocado fuertes críticas, en especial por parte de Morten Jørgensen, autor …