Home / Noticias / Mamíferos Marinos / Científicos relacionan el microbioma de la piel de las yubartas con los cambios ambientales estacionales

Científicos relacionan el microbioma de la piel de las yubartas con los cambios ambientales estacionales

Igual que en los humanos, la piel de los mamíferos marinos sirve como línea de defensa contra patógenos en el entorno. Un estudio arroja luz sobre el microbioma, bacterias que viven en la piel de yubartas sanas, que podría ayudar en los esfuerzos futuros para monitorizar su salud.

Investigadores de la Institución Oceanográfica Wood Hole (WHOI), la Universidad de Duke y la Universidad de California, analizaron bacterias en las muestras de piel a principios de verano de 89 yubartas sanas en aguas frente a la costa de la Península Antártica Occidental. Casi todas tenían seis comunidades de bacterias viviendo en su piel. A finales de verano, después de que las ballenas se hubieran alimentado y ganado peso, los científicos detectaron que habían surgido cuatro nuevos grupos de bacterias y que se habían unido al microbioma en casi todas las ballenas muestreadas.

El estudio, que es el mayor realizado nunca sobre el microbioma de las ballenas, revela que la monitorización de los microbios en la piel de las ballenas podría ofrecer una forma de evaluar su salud y nutrición durante las distintas estaciones y circunstancias ambientales, y también detectar cómo se están viendo afectadas por el cambio climático y el impacto humano en los ecosistemas oceánicos.

El informe ha sido publicado en las revista Applied and Environmental Microbiology.

Foto: Wikipedia

“La yubarta (Megaptera novaeangliae) es una especie particularmente interesante para estudiar el microbioma porque se haya en todos los océanos del mundo,” dice el autor principal L.C Bierlich de la Universidad de Duke. “Migra regularmente de lugares de alimentación de baja latitud en verano a lugares de alimentación de alta latitud en invierno, exponiendo su piel a una amplia variedad de condiciones y entornos oceánicos.”

A principios del verano de 2010, el equipo de investigadores tomó muestras de la piel de las yubartas cuando éstas acababan de llegar a las aguas de la Península Antártica Occidental para alimentarse y volvió a tomarlas a finales del verano de 2013. Los seis núcleos de bacterias de la piel hallados en el estudio se solapaban con estudios anteriores de las muestras de piel para las ballenas en aguas tropicales y en aguas frente a la costa de Cape Cod, dice Amy Apprill, microbióloga de la WHOI y coautora.

Los análisis de las muestras de la piel de finales de verano revelaron que el microbioma de las ballenas cambia en respuesta, tal vez, a los cambios estacionales en la temperatura del agua. Sin embargo, el microbioma también puede verse afectado por cambios menos predecibles, tales como la cantidad de hielo marino, dice. Las variaciones en el microbioma de la piel de las ballenas podrían ayudar a los científicos a diagnosticar cualquier cambio en la salud de las ballenas en respuesta a la contaminación, las alteraciones en el ecosistema y el cambio climático.

Los investigadores no están seguros de cómo interactúan las bacterias con las ballenas y entre ellas. Podrían mantener limpias las ballenas de impurezas o producir antibióticos que las defienden de patógenos potenciales, añade.

Averiguar los roles específicos de las bacterias será el próximo paso en esta importante investigación que podría llevar al desarrollo de un índice de salud para evaluar la salud general de estos mamíferos marinos en peligro.

Check Also

El cambio climático está contribuyendo a las muertes de ballena franca del Atlántico Norte

El aumento de las temperaturas del mar debido al cambio climático está suponiendo otro duro …