Home / Noticias / Mamíferos Marinos / Ballena llega muerta a la costa de Filipinas con 40 kg de plástico en su estómago
Darrell Blatchley, environmentalist and director of D' Bone Collector Museum Inc., shows plastic waste found in the stomach of a Cuvier's beaked whale near the Philippine city of Davao.

Ballena llega muerta a la costa de Filipinas con 40 kg de plástico en su estómago

Los biólogos marinos hallaron en el estómago de la ballena hasta 16 sacos de arroz, multitud de bolsas de la compra e incluso una lona de plástico usada en las plantaciones de banano. El cetáceo, un zifio de Cuvier, murió debido al shock gástrico provocado por la ingestión de un total de 40 kg de plástico.

Biólogos marinos y voluntarios del museo D’Bone Collector de Davao, en la isla filipina de Mindanao, descubrieron la brutal causa de la muerte del zifio o ballenato de Cuvier tras realizar la necropsia. Explican que “nunca antes habían visto tanto plástico en el cuerpo de una ballena.”

El biólogo marino Darrell Blatchley, del museo, dice que el joven macho de Cuvier fue hallado “demacrado y deshidratado”. Explica que los cetáceos obtienen el agua del alimento que ingieren. Dado que la ballena no pudo consumir grandes cantidades de alimento debido al plástico ingerido, ésta murió por deshidratación e inanición. Añaden que el zifio había estado vomitando sangre antes de morir.

“Es repugnante,” decía en una declaración condenatoria en su página en Facebook. “El gobierno tiene que tomar medidas contra aquellos que siguen tratando las vías fluviales y los océanos como vertederos.”

El uso de plásticos de usar y tirar – aquellos objetos plásticos que apenas están unos minutos en nuestras manos – sigue descontrolado en el sudeste asiático. Un informe de 2017 conducido por la organización Ocean Conservancy reveló que China, Indonesia, Filipinas, Tailandia y Vietnam han estado vertiendo más plástico en el océano que el resto del mundo combinado – hasta el 60% de los desechos plásticos que acaban en los océanos.

Blatchley dice que en los 10 años que lleva examinando los cuerpos de ballenas y delfines muertos, 57 han muerto debido a la basura y plástico acumulados en sus estómagos.

El pasado junio, una ballena murió en el sur de Tailandia tras tragar más de 80 bolsas de plástico con un peso total de 8 kg.

Los biólogos marinos estiman que cerca de 300 animales marinos, incluidos calderones, tortugas marinas y delfines, mueren cada año en aguas de Tailandia debido a la ingestión de plástico.

Peter Kemple Hardy, de la organización sin ánimo de lucro Word Animal Protection, describía el incidente de “recordatorio trágico” de la necesidad de “trabajar conjuntamente para lograr soluciones globales”.

“Cientos de miles de ballenas, delfines, focas y tortugas mueren cada año debido a la contaminación por plástico, incluidos plásticos de usar y tirar y aparejos de pesca abandonados,” explica.

Mark Simmonds, científico senior de la organización Humane Society International, explica que el incidente destaca una vez más “la cruel crisis global que los escombros marinos representan para la fauna silvestre”. Advierte que esta crisis suele pasar desapercibida excepto cuando animales como éstos son recuperados y examinados.

Se estima que cada año van a parar al mar 8,8 millones de toneladas de plástico.

Según un estudio conducido por la Universidad de California en Santa Bárbara, desde la década de 1950, los seres humanos hemos producido unos 8.300 millones de toneladas de plástico, de los cuales 6.300 millones de toneladas han acabado como desechos.

Check Also

El cambio climático está contribuyendo a las muertes de ballena franca del Atlántico Norte

El aumento de las temperaturas del mar debido al cambio climático está suponiendo otro duro …