Home / Noticias / Medio Ambiente / Superar el umbral de carbono podría provocar una extinción masiva
Wikipedia

Superar el umbral de carbono podría provocar una extinción masiva

Según señala un nuevo estudio, que se publicará en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS), es probable que la continua acumulación de dióxido de carbono en los océanos del planeta, que no da señales de detenerse debido a nuestro consumo incesante de combustibles fósiles, haga desencadenar una reacción química en el ciclo de carbono de la Tierra similar a la que ocurrió justo antes de los eventos de extinción masiva. 

El profesor Daniel Rothman, geofísico del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) ha publicado nuevos datos que revelan que los niveles de carbono hoy en día podrían acercarse rápidamente a un punto de inflexión o umbral que podría desencadenar una acidificación extrema del océano parecida a la que contribuyó a la extinción masiva del Pérmico-Triásico (PT) hace 250 millones de años. 

En 2017, Rothman hizo un predicción desoladora: dijo que podría ocurrir un evento de extinción masiva para finales de siglo. Rothman lleva trabajando desde entonces para comprender cómo la vida en la Tierra podría desaparecer debido al aumento de los niveles de dióxido de carbono en los océanos. 

Los científicos saben que cuando el dióxido de carbono de la atmósfera se disuelve en el agua marina no solo acidifica las aguas, sino que también hace disminuir la concentración de iones de carbonato. Cuando la concentración de estos iones cae por debajo de un umbral, los esqueletos de de carbonato de calcio (caracoles, corales, ..) se disuelven. Las conchas, además de proteger la vida marina, proporcionan un efecto “lastre”, dando peso a los organismos para poder hundirse en el suelo marino junto con el carbono orgánico detrítico, eliminando dióxido de carbono de las capas superiores del océano. Pero en un mundo de emisiones crecientes de dióxido de carbono, menos organismos calcificadores significa que se elimina menos dióxido de carbono.

“Es un proceso de retroalimentación positiva,” dice Rothman. “Más dióxido de carbono significa más dióxido de carbono. La pregunta desde un punto de vista matemático es, ¿es suficiente esta retroalimentación para dejar inestable el sistema?

Para ello, Rothman creó un modelo en el que simuló la adición de dióxido de carbono en los océanos, descubriendo que cuando se añade el gas a un entorno marino ya estable, solo tiene lugar una acidificación temporal. 

Sin embargo, cuando siguió añadiendo carbono a los océanos, de la misma manera que llevamos haciendo los humanos a niveles cada vez mayores desde finales del siglo XVIII, el modelo alcanzaba finalmente un umbral que desencadenaba lo que el MIT llama “cascada de retroalimentaciones químicas” o “excitación”, provocando una acidificación del mar extrema y agravando los efectos del calentamiento del carbono añadido originalmente.

Durante los últimos 549 millones de años, estas retroalimentaciones positivas han tenido lugar en varios momentos, dice Rothman. Pero las apariciones más importantes tuvieron lugar en 4 de los 5 eventos de extinción masiva, y los océanos de hoy en día están absorbiendo carbono mucho más deprisa de lo que lo hicieron antes de la extinción masiva del Pérmico-Triásico, en el que desapareció el 90 por ciento de la vida en la Tierra. 

El planeta podría estar encontrarse hoy en día en el “precipicio de la excitación,” dice Rothman.

El estudio, que se completó con apoyo de la NASA y la Fundación Nacional de Ciencia, también destaca que aunque los humanos solo llevamos vertiendo carbono en los océanos durante unos cientos de años, en lugar de miles de años que tardaron las erupciones volcánicas y otros eventos y que contribuyeron a otras extinciones, es probable que el resultado sea el mismo. 

“Una vez hayamos rebasado el umbral, no tenemos nada que hacer, estará en manos de cómo responda el planeta,” dice.

Otros científicos dicen que el estudio es una llamamiento a la toma de medidas urgentes para reducir la cantidad de carbono que estamos emitiendo y que los océanos están absorbiendo. Grupos de acción y movimientos civiles llevan tiempo pidiendo a los gobiernos que impongan una moratoria a las prospecciones de combustibles fósiles que cada año emiten cerca de 1000 millones de toneladas de carbono a la atmósfera.

“Ya sabemos que nuestras emisiones de CO2 tendrán consecuencias durante milenios,” dice Timothy Lenton, profesor de cambio climático y ciencia de sistemas de la tierra de la Universidad de Exeter. “Este estudio sugiere que estas consecuencias podrían ser mucho más dramáticas de lo que esperaba.

“Si llevamos al planeta demasiado lejos,” dice Lenton, “entonces éste toma la iniciativa y decide su propia respuesta. Llegado a ese punto ya poco podremos hacer.

Check Also

Océanos más calientes, clima impredecible y aumento del nivel del mar: Informe IPCC

Los niveles del mar aumentarán y más deprisa de lo previsto en el informe de …