Home / Noticias / Tiburones / Más de 1.000 tiburones y rayas han sufrido enredos en objetos plásticos en los últimos 10 años
Credit: DANIEL CARTAMIL

Más de 1.000 tiburones y rayas han sufrido enredos en objetos plásticos en los últimos 10 años

En la última década, cientos de tiburones y rayas han sufrido enredos en objetos plásticos en los océanos del mundo.

Científicos de la Universidad de Exeter, en el Reino Unido, que examinaron estudios científicos e imágenes publicadas en la red social Twitter, dicen que el plástico ha provocado cerca de unos 1.000 enredos en estos animales desde 2009, aunque también dicen que es probable que la cifra sea mucho mayor ya que pocos estudios se han centrado en los enredos en plástico en tiburones y rayas.

El estudio ha sido publicado en la revista Endangered Species Research.

El estudio dice que estos enredos, la mayoría provocados por equipos de pesca abandonados o tirados, es una “amenaza mucho menor” para los tiburones y rayas que la pesca comercial, pero el sufrimiento que causan es una preocupante inquietud para el bienestar animal.

“Un ejemplo es un marrajo común con un cabo de pesca comprimiendo fuertemente su cuerpo,” dice Kristian Parton, del Centro de Ecología y Conservación del Campus Penryn de Exeter en Cornwall.

“El tiburón siguió creciendo después de quedar enredado, de manera que el cabo – cubierto por percebes – fue penetrando en la piel hasta provocarle una escoliosis de la columna vertebral.

“Aunque no creemos que los enredos sean una amenaza importante para el futuro de los tiburones y rayas, es vital comprender el abanico de amenazas a las que ya se enfrentan estas especies, que se encuentran entre las más amenazadas de los océanos,” dice.

Aún así, los autores dicen que si los elasmobranquios son vulnerables a enredos en escombros antropogénicos, entonces es algo que podría acabar teniendo repercusiones negativas en el rápido descenso de las poblaciones.

“Los enredos pueden provocar la hambruna, asfixia, inmovilización y finalmente la muerte, convirtiendo este problema en un asunto de bienestar animal, cuando no de relevancia para la conservación,” dice.

Credit: Martin Stelfox/PA

La profesora Brendan Godley, coautora del artículo y coordinadora de estrategia marina de la universidad, dice: “Debido a la amenaza que supone la pesca de tiburones y rayas y la captura accidental, el problema de los enredos se ha dejado bastante de lado,” dice.

“Y es algo que hemos de solucionar. Nuestro estudio es el primero que usa las redes sociales para recopilar datos,” dice.

El equipo recopiló los hashtags usados por los usuarios en la red social, entre los que se incluyen “MarineDebris”, #entanglement, #shark y #Ghostfishing, y averiguó la primera vez que se usó cada uno. El primer caso reportado en Twitter de un tiburón enredado en plástico fue en 2009.

El equipo también examinó informes científicos entre las décadas de 1940 y 2019. Parton dice que el equipo “descubrió en Twitter el doble de casos que los reportados por los informes científicos a lo largo de más 70 años, a pesar de que los datos en Twitter abarcan un periodo de tiempo más pequeño.

Parton reconoce que no todos los tweets proporcionaron la misma información y que no todos los tweets contenían fotos o vídeos.

A través de Twitter, el equipo identificó algunas especies que nunca antes se habían registrado en informes científicos por enredos por plástico. Hallaron 74 casos de enredos para 559 tiburones y rayas de 26 especies, entre las que se incluía el tiburón ballena, el tiburón blanco, el tiburón tigre y el peregrino.

Ambas fuentes de datos sugieren que las artes de pesca “fantasma” (redes, cabos y otro equipo de pesca perdido o abandonado) son de lejos los objetos más comunes causantes de enredos. Entre otros se incluyen flejes de paquetería usados para empaquetar, bolsas de polietileno y neumáticos de plástico.

“Hemos creado un formulario de enredos online en colaboración con la organización Shark Trust con la esperanza de que la gente pueda documentar estos enredos”, dice Parton. “La información nos ayudará a recopilar más datos sobre el problema y a identificar con precisión aquellas especies que se ven más gravemente afectadas, en particular, en aguas abiertas.”

El estudio identificó factores que ponen a determinadas especies en especial peligro:

– Hábitat. Los tiburones y rayas en aguas abiertas parecen ser más propensos a sufrir enredos que aquellos que viven en el suelo marino, donde materiales tales como redes cargadas con peces muertos se hunden y atraen a depredadores, que a su vez quedan también atrapados.

– Migración. Al parecer especies que recorren largas distancias corren más peligro de quedar enredadas en objetos de plástico.

– La forma del cuerpo. Al parecer los tiburones corren más peligro que las rayas. Especies con características inusuales, tales como mantarrayas, peregrinos y peces sierra son los que más riesgo corren.

Un estudio separado publicado en febrero de 2018 halló que la contaminación por microplásticos y sus tóxicos asociados amenazan a animales que se alimentan por filtración, tales como mantarrayas, tiburones ballena y ballenas con barbas.

Los investigadores subrayan que estos microplásticos pueden ser ingeridos accidentalmente cuando estas criaturas tragan miles de metros cúbicos de agua en un intento por capturar tantas presas como sea posible, incluido plancton.

Check Also

En pleno auge el tráfico de aletas de tiburón en Indonesia

Solo habían unos pocos tiburones a la venta el día que la cadena de televisión …