Home / Noticias / Mamíferos Marinos / Los pescadores de Taiji destruyen a otra manada de delfines de cabeza de melón, la sexta de la temporada

Los pescadores de Taiji destruyen a otra manada de delfines de cabeza de melón, la sexta de la temporada

Una mañana devastadora en Taiji, Japón. Los cazadores de delfines destruían a otra familia de delfines de cabeza de melón (Peponocephala electra), la sexta de la temporada.

Los voluntarios de la organización sin ánimo de lucro Dolphin Project, los Cove Monitors, vieron como las embarcaciones empezaban a situarse de forma estratégica poco después de salir del puerto. El humo negro de las embarcaciones yendo a toda velocidad era el horrible anuncio de que la manada estaba siendo dirigida a las mismas puertas del infierno.

Todo ocurrió muy deprisa. Una vez en la cala, estos dóciles mamíferos empezaron a buscar consuelo entre ellos amontonándose en un estado total de trauma y confusión.

Los voluntarios vieron como algunos de los delfines se quedaban enredados en las redes, presos del pánico y luchando por liberarse, mientras los más jóvenes se aferraban fuertemente a sus padres.

Poco después de ser arrastrados bajo las lonas, una embarcación salía con 3 delfines jóvenes vivos, retorciéndose incesantemente bajo la lona que los cubría. Tal como puede verse en la imagen, uno de los cazadores se sentaba encima para sujetarlos.

Los tres eran tirados al mar, solos, desamparados sin la protección de sus padres y su familia y a merced de depredadores. No se trata de ningún acto de compasión. A los pescadores no les conviene matarlos porque contarían como parte la cuota y sus cuerpos tan pequeños no compensarían.

Entretanto, desde la playa podía oírse la respiración rápida y el chapoteo del resto de los delfines mientras eran asesinados.

Una vez muertos, los cazadores ataban sus colas con cabos a las embarcaciones y los sacaban de la cala para llevarlos al matadero del puerto para ser descuartizados.

Debido al reciente aumento en la cuota de 100 delfines de cabeza de melón a 200, los cazadores tenían autorización para matar a estos 27 individuos que, lamentablemente, pasaron por delante de la costa de Taiji esta mañana como parte de sus patrones migratorios.

Las batidas de delfines en Taiji tienen lugar entre 1 de septiembre y finales de febrero.

Otra familia de delfines destruida y unos océanos más vacíos de vida.

Check Also

La muerte de tres orcas residentes del sur deja a esta población en tan solo 73 individuos

La población de orcas residentes del sur (SRKW) en peligro de extinción, conocidas también como …