Home / Noticias / Medio Ambiente / Los niveles elevados de CO2 en los océanos harán extraviar a los peces alevines
Credit: CC0 Public Domain

Los niveles elevados de CO2 en los océanos harán extraviar a los peces alevines

En el futuro, los peces alevines tendrán muchos problemas para llegar a refugios seguros en unos océanos acidificados, poniendo en peligro sus poblaciones, según concluye una nueva investigación conducida por la Universidad de Adelaida, Australia.

En el estudio, publicado hoy en la revista Scientific Reports, los investigadores describieron como las larvas de barramundi (Lates calcarifer) en condiciones elevadas de CO2 previstas para el cambio de siglo se ven disuadidas de los ruidos marinos por los que normalmente se verían atraídas. En cambio se verán atraídas por otros sonidos – ruidos producidos por tipos equivocados de hábitats o “ruido blanco.”

“Los océanos están lejos de ser entornos silenciosos. Albergan muchos animales ruidosos, por ejemplo los chasquidos de las gambas o de las ballenas y los delfines,” dice el profesor Ivan Nagelkerken, líder del proyecto, del Instituto de Medio Ambiente de la Universidad de Adelaida.

“Las larvas oceánicas o crías de multitud de especies de peces e invertebrados escuchan sonidos de los ecosistemas costeros que les sirven de guía cuando están en mar abierto, donde nacen, y poder llegar a lugares protegidos en aguas poco profundas donde permanecen hasta alcanzar la edad adulta.

“Lamentablemente, los océanos se están acidificando al absorber el CO2 que los humanos estamos emitiendo a la atmósfera mediante la quema de combustibles fósiles. Y este fenómeno está provocando cambios en el comportamiento de muchos animales marinos.”

La investigación, conducida por el entonces candidato a doctorado Tullio Rossi, comparó la actividad de las larvas de barramundi en recipientes llenos de agua marina con niveles de CO2 previstos para el cambio de siglo con las respuestas de las larvas en aguas con condiciones actuales de CO2.

“Hallamos que aunque las larvas de barramundi se ven atraídas por los sonidos de estuarios tropicales, en condiciones de CO2 futuras las larvas se alejaban de los sonidos naturales,” explica Nagelkerken. “Es más, bajo condiciones elevadas de CO2, las larvas de barramundi se veían atraídas por sonidos equivocados.” Estos otros sonidos eran ruidos hallados en arrecifes de aguas frías (que no son el hábitat correcto para el barramundi) y sonidos artificiales o “ruido blanco.”

El profesor Sean Connell, de Southern Seas Ecology Laboratories de la universidad, dice que si la acidificación del océano hace disuadir a las larvas de los sonidos de sus hábitats y se ven atraídas por sonidos irrelevantes, podrían acabar en un hábitat equivocado o en “lugares donde no pueden sobrevivir.”

“Un número menor de larvas que llegaría a los ecosistemas costeros, estuarios y ríos podría resultar en tamaños más pequeños de las poblaciones y, en el caso de especies comerciales como el barramundi, podría suponer importantes repercusiones en la pesca, tanto comercial como recreativa,” dice Connell.

“La investigación también plantea interrogantes sobre las futuras poblaciones de peces en áreas con sonidos artificiales. ¿Se verán algunas especies en el futuro más atraídas, por ejemplo, por áreas donde hay muchas estructuras y sonidos antropogénicos tales como puertos y plataformas petrolíferas?

Check Also

Acabar con la sobrepesca es una oportunidad para combatir la crisis climática

Según un informe publicado hoy, acabar con la sobrepesca no sólo aseguraría la supervivencia de …