Home / Noticias / Medio Ambiente / Los microplásticos pueden entrar en la cadena alimentaria marina a través de los mosquitos

Los microplásticos pueden entrar en la cadena alimentaria marina a través de los mosquitos

Una investigación ha revelado por primera vez que las larvas de mosquito están ingiriendo microplásticos, con el potencial para que éstos se incorporen en la cadena alimentaria, otra forma en la que los microplásticos están afectando al medio ambiente.

Los microplásticos – diminutos fragmentos de plástico procedentes de productos más grandes, incluidos ropa sintética, neumáticos o lentes de contacto, son difíciles de ver y recoger y pueden perjudicar gravemente a la fauna silvestre marina y terrestre. Se cree que suponen un peligro importante para la salud humana ya que pueden subir por la cadena alimentaria.

Ahora, investigadores de la Universidad de Reading, en el Reino Unido, creen haber demostrado por primera vez que los microplásticos pueden entrar en nuestro ecosistema por vía área a través de los mosquitos y otros insectos voladores.

El equipo observó larvas de mosquito ingiriendo esferas microscópicas de plástico, similares a las diminutas esferas de plástico que se incorporan en productos de cosmética tales como exfoliantes faciales.

El equipo halló que muchas de las partículas plásticas se iban acumulando en los cuerpos de las larvas que finalmente se transferían a la forma adulta de mosquito, lo que significa que cualquier criatura que luego se alimente de mosquitos ingerirá el plástico como resultado.

“La importancia es que es algo totalmente posible,” dice Amanda Callaghan, científica de la Universidad de Reading y autora principal del estudio.

“Hemos examinado el caso de los mosquitos como ejemplo, pero hay infinidad de insectos que viven en el agua y tienen el mismo ciclo de vida que las larvas, alimentándose de lo que sea que encuentran en la superficie del agua.”

Entre los animales que se sabe se alimentan de mosquitos se incluyen varias especies de aves, murciélagos y arañas, que a su vez son una fuente de alimento para otros animales.

“Básicamente es otro camino para la contaminación por plástico que no habíamos considerado previamente,” dice.

Aunque el equipo observó los mosquitos en condiciones de laboratorio, dice que es “sumamente posible” que el proceso ya esté ocurriendo en estado silvestre.

Varios países han prohibido productos que contienen microesferas (sobretodo en productos de cosmética), pero Callaghan advierte que la magnitud del problema aun se está descubriendo.

“Es un problema muy grave y los millones de toneladas de plástico que ya están en el entorno seguirán con nosotros durante mucho, mucho tiempo,” dice.

El estudio ha sido publicado en la revista Biology Letters

Check Also

Las olas de calor en Alaska se convertirán en la nueva norma

Este verano el estado de Alaska sufrió temperaturas máximas sin precedentes, con consecuencias mortales para …