Home / Noticias / Medio Ambiente / Los microplásticos amenazan la futura supervivencia de los moluscos
Blue mussels. Credit: Dr Dannielle Green, Anglia Ruskin University

Los microplásticos amenazan la futura supervivencia de los moluscos

La nueva investigación ha hallado que el mejillón azul (Mytilus edulis) expuesto a dosis de microplásticos no biodegradables durante un periodo de 52 días producía menos bisos – fibras producidas por los mejillones para fijarse a rocas y otros sustratos -, afectando a sus agregaciones, éxito reproductivo y resistencia a la depredación.

Además de permitir a los mejillones sobrevivir a las olas y a las fuertes mareas y sujetarse a su entorno, esta substancia también les permite formar extensos arrecifes que proporcionan importantes hábitats para otros animales y plantas marinos.

La resistencia y extensibilidad de estas fibras permiten a los mejillones soportar las fuerzas producidas por el golpe de las olas a velocidades mayores a 10 m/s y aceleraciones de aproximadamente 400 m/s2. Su tenacidad es seis veces mayor que la del tendón humano y es comparable con la tenacidad de las fibras de carbono.

El estudio, publicado en la revista Environmental Pollution, ha sido conducido por la Dra. Dannielle Green, de la Universidad Anglia Ruskin, en Inglaterra.

El estudio también halló que la tenacidad del biso en aquellos mejillones expuestos a microplásticos, calculada midiendo la fuerza vertical máxima requerida por el mejillón para mantener su posición, disminuía un 50 por ciento en comparación a muestras controladas no expuestas a microplásticos.

Para comprender los efectos potenciales de los microplásticos en la salud de los moluscos, los investigadores midieron las proteínas dentro del fluido circulatorio del mejillón o hemolinfa, que realiza una función parecida a la de la sangre en los vertebrados. Esto reveló que los microplásticos inducían una fuerte respuesta inmune y también afectaba al metabolismo del animal.

“Para estos animales la tenacidad es vital para formar arrecifes y mantener la posición frente a las fuerzas hidrodinámicas”, explica Green.

“Nuestro estudio revela que la presencia de microplásticos no biodegradables reduce el número de fibras producido por el mejillón, que probablemente supone una reducción del 50 por ciento de su fuerza de sujeción.

“Nuestra investigación también revela que incluso los microplásticos biodegradables pueden afectar a la salud del mejillón,” concluye.

Check Also

Acabar con la sobrepesca es una oportunidad para combatir la crisis climática

Según un informe publicado hoy, acabar con la sobrepesca no sólo aseguraría la supervivencia de …