Home / Noticias / Medio Ambiente / Los científicos descubren una enorme cavidad bajo la Antártida
Thwaites Glacier (NASA/OIB/Jeremy Harbec

Los científicos descubren una enorme cavidad bajo la Antártida

El glaciar Thwaites en la Antártida Occidental ha desarrollado una cavidad de aproximadamente dos tercios el tamaño de Manhattan y casi 300 pies de altura, según un estudio conducido por el Laboratorio de Propulsión a Reacción de la NASA. Esta cavidad tiene el efecto negativo de acelerarse a medida que se derrite el glaciar y, a su vez, aumentar los niveles del mar.

El problema con este glaciar, según la NASA, es que la pérdida de su hielo supone cerca del 4 por ciento del aumento total del nivel del mar en todo el mundo.

La cavidad representa la pérdida de 14.000 millones de toneladas de hielo, que ahora son agua, y eso significa que el glaciar se está fundiendo más deprisa de lo que se pensaba. Si se derrite completamente – algo que los modelos por computadora prevén que podría ocurrir en 50 o 100 años – , el nivel del mar aumentaría más de 0,6 metros, suficiente como para inundar ciudades costeras, provocando el traslado de millones de personas en todo el planeta y amenazando la fauna silvestre.

“Es algo completamente posible,” dice Ted Scambos, científico senior del Centro Nacional de Hielo y Nieve en Boulder, Colorado. “Partes del glaciar yacen por debajo del nivel del mar y por tanto resultan especialmente vulnerables al deshielo provocado por el agua del mar cada vez más cálida que baña la base”.

En 2018, un informe elaborado por más de 40 agencias científicas que examinaban la pérdida de hielo en la Antártida halló que el continente ha perdido 3 trillones de toneladas de hielo en el transcurso de 25 años, principalmente en la Antártida Occidental. Esto ha tenido un dramático efecto en el nivel del mar, que ha aumentado 7,5 milímetros provocado solo por este continente.

“Hemos sospechado durante años que el glaciar Thwaites no estaba sujeto fuertemente al suelo rocoso por debajo,” dice el glaciólogo Eric Rignot, de la Universidad de California, en Irvine, y del Laboratorio de Propulsión a Reacción de la NASA en Pasadena, California.

“Gracias a una nueva generación de satélites, podemos verlo finalmente con detalle.”

Rignot y sus colegas descubrieron la cavidad usando radar de penetración de hielo como parte de la Operación IceBridge de la NASA, con datos adicionales proporcionados por científicos alemanes y franceses.

Check Also

Acabar con la sobrepesca es una oportunidad para combatir la crisis climática

Según un informe publicado hoy, acabar con la sobrepesca no sólo aseguraría la supervivencia de …