Home / Noticias / Tortugas / Las tortugas marinas siguen siendo víctimas de las redes de arrastre para camarón en México

Las tortugas marinas siguen siendo víctimas de las redes de arrastre para camarón en México

El número de tortugas marinas que caen víctimas de la captura incidental frente a la costa de Jalisco y Nayarit sigue aumentando, siendo las redes de arrastre para camarón la principal causa del problema.

En una reunión mantenida en Puerto Vallarta a comienzos de diciembre entre diversas organizaciones de pescadores y ecologistas, y el delegado en Jalisco de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), Sergio Hernández González, los representantes de la asociación civil Bahía Unida reportaron que solo en lo que va de temporada – entre agosto y noviembre- , se han registrado 170 casos de quelonios atrapados en redes de arrastre

Como se trata solo de datos de bahía de Banderas, el funcionario señala que deberían tenerse en cuenta las estimaciones en el resto de litoral del estado. Se ha documentado que la zona con mayores arribos de tortuga, sobre todo golfina es el playón de Mismaloya, una franja de 69 kilómetros que es el santuario de tortugas más largo del país.

“… el problema es que la industria pesquera no ha respetado las regulaciones que obligan a usar métodos para evitar el bycatch; es un problema que no habíamos detectado adecuadamente y que nos ha hecho abrir los ojos a la realidad de que las tortugas siguen cayendo víctimas cuando nadan hacia tierra para poner sus huevos”, explica Sergio Hernández.

Sin embargo, la sensibilización al problema así como las medidas para combatirlo no son nuevas.

Desde 1997, la agencia federal de protección medioambiental (Profepa) ha inspeccionado y certificado los arrastreros de camarón para garantizar que están usando correctamente los dispositivos de exclusión de tortugas marinas (TED, por sus siglas en inglés), que permiten a una tortuga capturada escapar cuando cae en una red.

Pero el problema ha persistido a pesar de una mayor vigilancia, señalando la presencia de un enorme número de arrastreros clandestinos que están faenando ilegalmente.

Un pescador dijo al periódico Milenio que durante muchos años los barcos pesqueros, en especial aquellos procedentes de otros estados costeros tales como Colima y Sinaloa, no han respetado las prohibiciones locales de caza de tortugas o temporadas de veda y acusa a las autoridades de no hacer cumplir las prohibiciones.

“… no hay ninguna autoridad que diga ‘esa clase de barcos no pueden venir aquí… las zonas prohibidas a la pesca no están marcadas pero lo saben, y esa es la razón por la que esperan hasta la noche para salir con las luces apagadas y arrastrar sus redes a una profundidad entre 8 y 10 brazas, causando la muerte de especies a esa profundidad…” dice Carlos Ramírez.

Sin embargo, hay una buena noticia para las especies marinas tan queridas.

La caza de tortugas y el robo de sus huevos han disminuido de forma importante en áreas de protección designadas en Jalisco y Nayarit, decía un funcionario de Sermernat, aunque añade que todavía cabe cierto margen de mejora.

“… Queremos integrar campamentos del gobierno federal que la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas opera con campamentos particulares,” decía Hernández.

En total, esta temporada de anidación se han recogido 3 millones de huevos en dos estados, permitiendo que eclosionen en condiciones seguras, y casi 2 millones crías fueron posteriormente liberadas.

La mayoría de las tortugas que llegan a la costa del Pacífico son tortugas golfinas, como se las conoce en México.

Check Also

Maquinaria de construcción destruye 50 nidos de tortuga boba en una playa de Turquía

Cincuenta nidos de tortuga boba en peligro de extinción, también conocida como Caretta caretta, han …