Home / Noticias / Mamíferos Marinos / Las redes de arrastre matan a otros tres delfines de Héctor
Credits: Greg Schechter /Wikipedia

Las redes de arrastre matan a otros tres delfines de Héctor

Las tres muertes ocurridas el lunes elevan la cifra a siete desde diciembre del año pasado. La especie es endémica de la isla Sur de Nueva Zelanda y está amenazada de extinción.

2018 fue un año especialmente malo para el delfín de Héctor. En enero cinco delfines de Héctor murieron en una red de enmalle frente a la Península Banks. En diciembre, una sola red de arrastre mató a tres más en la misma área y un cuarto delfín moría frente a la costa de Timaru. En total, 12 de las 16 muertes reportadas han sido resultado de la actividad pesquera.

“El número de muertes reportadas son solo la punta del iceberg,” dice Thomas Tenhardt, director de NABU International.

“Durante los últimos 40 años, las redes de pesca han matado un tercio de todos los delfines de Héctor y más del 95 por ciento de sus parientes más cercanos en la Isla Norte, el delfín de Maui. Sabemos desde hace tiempo lo qué los está matando, sin embargo cuatro quintas partes de su hábitat sigue desprotegido contra el arrastre y el uso de redes de enmalle.”

“El enmalle y el arrastre son las causas principales de la captura accidental en todo el mundo,” explica. “Sin embargo, la industria pesquera niega que las redes de arrastre sean la causa de las muertes.”

“Examinando los lugares donde viven los delfines y donde faenan los pesqueros, estas devastadores muertes son predecibles,” dice Liz Slooten, de la Universidad de Otago, que lleva estudiando los delfines de Héctor y Maui y los descensos de sus poblaciones desde hace 30 años.

“Al igual que con los delfines de Maui, las poblaciones de delfines de Héctor están cada vez más fragmentadas y aisladas,” dice. “Algunas son increíblemente pequeñas.”

La pesca ha llevado al delfín de Maui al borde de la extinción. Es una subespecie del delfín de Héctor tan poco común que la población solo puede lidiar con una muerte cada 10-23 años. Con solo 45 delfines en mundo, no podemos permitirnos la muerte de uno solo.

Los expertos piden para ello la prohibición total de la pesca en todo el hábitat de los delfines durante más de 20 años.

“Es desolador volver a recibir noticias de especies en peligro muriendo en las redes de pesca,” dice Anton van Helden, portavoz de la organización Forest and Bird.

“Lo que resulta más que evidente es que el arrastre en el territorio de estos delfines en peligro es una receta para el desastre,” añade.

Helden dice que sin observadores o cámaras a bordo de los barcos no hay manera de saber cuántos delfines están muriendo al año.

Check Also

La muerte de otra ballena gris eleva a casi 60 el número de ballenas grises muertas

Su cuerpo fue hallado en las aguas de la ciudad de Cordova, en el estado …