Home / Noticias / Medio Ambiente / Las prospecciones sísmicas amenazan la cadena alimentaria de la costa occidental de África

Las prospecciones sísmicas amenazan la cadena alimentaria de la costa occidental de África

Una compañía petrolera noruega ha solicitado conducir prospecciones sísmicas a lo largo de la costa occidental del Cabo usando cañonazos de aire comprimido. Se sabe que estos cañonazos son muy perjudiciales para la vida marina. Para que nos hagamos una idea: un humano percibiría esta intensidad de ruido como unas ocho veces más potente que el ruido de un motor a reacción despegando.

Estos cañonazos producen unas ondas de sonido que chocan contra el suelo marino y rebotan de nuevo. De esta forma se sabe si hay yacimientos de hidrocarburos en el subsuelo marino.

La compañía Petroleum Geo-Services (PGS) estudia realizar dos tipos de prospecciones sísmicas, 2D y 3D. Un tipo de sísmica se diferencia del otro en que la primera permite obtener imágenes en dos dimensiones: las capas de la tierra, sus formas y sus estructuras, y la segunda genera gráficos tridimensionales que permiten mayor detalle para verificar la presencia o no de hidrocarburos. Las prospecciones se llevarían a cabo en un área de unos 290.299 km cuadrados desde Alexander Bay, en el extremo noroeste a lo largo de la costa occidental hasta Cabo de las Agujas, el punto más meridional de África. Está programado que las prospecciones duren cinco meses, desde su inicio en unos meses.

Si Petroleum Agency SA (PASA) de Sudáfrica expide la autorización, las repercusiones ambientales podrían ser catastróficas. Globalmente, se ha hallado que las pruebas sísmicas en el entorno marino tienen efectos devastadores en el zooplancton en la base de la cadena alimentaria marina. También han sido relacionadas con varamientos de ballenas y delfines.

Las pruebas sísmicas son una parte clave de la exploración de gas y crudo. Conducidas a menudo bajo la superficie del agua como parte del estudio geológico, consiste en realizar disparos con cañones de aire desde un barco. Las ondas sonoras de hasta 250 decibelios rebotan contra el fondo submarino en función de lo que se encuentre debajo de éste (bolsas de gas, crudo, rocas,…). Luego, tras ser recogidas de nuevo en la superficie por el barco, permiten establecer mapeados del subsuelo marino.

Según la Evaluación de Impacto Medioambiental que ha preparado SLR Consulting para la compañía, los planes tienen una “importancia media o insignifcante” y clasifica el impacto en plancton como de “muy bajo”. Otros animales tales como peces, invertebrados, aves marinas, tortugas y focas también han sido clasificados en la categoria de “afectación media o insignificante”.

La compañia petrolera dice que usará un procedimiento de “arranque suave” – basicamente un disparo de advertencia para dispersar la vida marina del área antes de iniciar las prospecciones. Se asume que animales marinos más grandes huirán del lugar. Sin embargo, esto no pueden hacerlo animales diminutos como el plancton, que dependen de las corrientes para transportarse a un lugar seguro, o animales como crustáceos, etc.

La evaluación de impacto medioambiental de SLR Consulting contrasta con muchos otros resultados de investigaciones realizadas en España, América, Sudáfrica y en otros lugares del mundo.

El zooplancton apuntala la salud y capacidad productiva de todos los ecosistemas marinos. Un equipo de investigadores australianos hallaron que los cañonazos de aire comprimido provocaron pérdidas importantes a las poblaciones de zooplancton directamente tras unas prospecciones sísmicas. Un día después el zooplancton seguía muriendo. También se produjo un efecto dominó en otras especies.

Un estudio sudafricano halló que durante el transcurso de unos estudios sísmicos, los pingüinos africanos (Spheniscus demersus), amenazados de extinción, evitaron sus zonas de alimentación. Solo regresaron cuando los estudios sísmicos finalizaron.

Durante las prospecciones sísmicas de 2016 frente a la costa de KwaZulu-Natal, una provincia costera sudafricana, encallaron 10 ballenas y llegaron arrastrados a las playas 42 aves marinas, 9 tortugas, ocho delfines y cinco focas. Aunque la mortalidad nunca ha sido establecida empíricamente, es difícil pasar por alto la coincidencia, dado que durante ese día no se registraron otras alteraciones que pudieran explicar el fenómeno.

Otros estudios han indicado varias repercursiones para los animales marinos, entre las que se incluye daño en el tejido, hemorragias y daño a órganos esenciales para el equilibrio bajo el agua. Otro estudio registró un comportamiento anómalo en cetáceos.

Check Also

Los científicos descubren que algunos peces pueden reconocerse en un espejo

A menudo se dice que los peces tienen una memoria de tres segundos, subestimando con …