Home / Noticias / Aves Marinas / Las aves marinas de Alaska están muriendo de hambre a una velocidad alarmante
AP Photo/Mark Thiessen, File
AP Photo/Mark Thiessen, File

Las aves marinas de Alaska están muriendo de hambre a una velocidad alarmante

La muerte este verano de más de 9.000 aves marinas a lo largo de la costa occidental de Alaska ha llevado a las agencias gubernamentales a estudiar una vez más los cuerpos para determinar las causas, según un comunicado conjunto del Servicio de Parques Nacionales de Estados Unidos (NPS) y el Servicio de Pesca y Fauna Silvestre de los Estados Unidos (FWS). La mayoría de las aves afectadas eran pardelas de Tasmania (Ardenna tenuirostris), pero también se encuentran frailecillos, araos comunes y mérgulos empenachados.

“Hambruna. Una falta de alimento en el sistema” fue la razón, dice Robb Kater, biólogo y experto en aves marinas del FWS.

La mortandad también ocurrió en el estado en 2017 y 2018 e incluso en 2015, eventos que también fueron provocados por la falta de alimento.

El informe más reciente de NPS y FWS no ha especulado sobre lo qué podría haber matado de hambre a las aves, pero una investigación anterior relaciona el aumento en el número de aves muertas con el cambio climático.

Un estudio publicado en mayo, en el que participaron científicos del FWS, Estudios Geológicos de de Estados Unidos y la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA), halló que las mortandades en Alaska se deben a la hambruna en 2016 y 2017 ocurrida tras los cambios en las poblaciones de zooplancton y peces. Estos cambios se produjeron a raíz de un periodo de temperaturas elevadas de la superficie del mar.

Típicamente las aves se alimentan de peces, que a su vez se alimentan de plancton, su principal fuente nutricional.  Estas fuentes de alimento escasean cada vez más debido a los aumentos de la temperatura del agua y el aire, así como la disminución del hielo marino en el mar de Bering.

Los investigadores también están examinando las floraciones de algas nocivas, a menudo provocadas por las aguas más cálidas. El informe más reciente de NPS y FWS también señala que se han observado pardelas en partes de Alaska donde no es habitual verlas, algo que podría revelar que se están desplazando en busca de alimento o de otras fuentes.

Alaska registró temperaturas máximas sin precedentes este pasado julio y su hielo ártico se fundió a una velocidad casi récord en el transcurso del verano.

 

Check Also

Los efectos no letales derivados de la ingestión de plástico en las aves marinas

Un estudio conducido por el Instituto de Estudios Marinos y Antárticos (IMAS) de Tasmania sobre …