Home / Noticias / Medio Ambiente / La Tierra necesitaría 10 millones de años para recuperarse de la extinción masiva provocada por los humanos

La Tierra necesitaría 10 millones de años para recuperarse de la extinción masiva provocada por los humanos

Los científicos que estudian los posibles efectos del cambio climático estiman que el planeta tardaría 10 millones de años para recuperar la diversidad de especies tras un evento de extinción masiva. Ahora, por primera vez, existen pruebas fósiles que lo demuestran.

Los autores del artículo publicado en la revista Nature Ecology and Evolution quisieron calcular el tiempo que tarda la Tierra en regresar a sus antiguos niveles de biodiversidad tras un evento de extinción masiva.

Para responder a la pregunta, los expertos en paleobiología examinaron los registros fósiles de los foraminíferos planctónicos unicelulares tras el evento de extinción del Cretácico-Paleógeno hace unos 66 millones de años. Este fue el único evento importante en la história de nuestro planeta que se produjo más deprisa que el actual cambio climático y el más reciente y rápido de los eventos que provocaron las cinco extinciones masivas. Durante la extinción del Cretácico-Paleógeno murió cerca del 80 por ciento de los animales, incluidos los dinosaurios no aviares.

El equipo comparó diferentes especies de foraminíferos que existieron durante 20 millones de años hacia el final de la extinción masiva del Cretácico y en el subsiguiente periodo de recuperación. Solo después de aproximadamente 10 millones de años la especie recuperó su diversidad.

En un ecosistema, cada especie de animal y planta ocupa un nicho único – una parte específica de un ecosistema en el que habita. Tras una desaparición masiva de especies cabría esperar que estos nichos fueran ocupados por los superviventes que consiguieran adaptarse. Pero, según Chris Lowery, coautor del nuevo estudio, ese no es el caso.

“Los nichos y los organismos que los llenan son básicamente inseparables, de manera que una extinción masiva destruye nichos ya que destruye especies,” dice. El nuevo estudio revela que estos complejos nichos ecológicos necesitan reconstruirse antes de que la diversidad de especies pueda recuperarse completamente y esa es la razón de la demora.

Los autores descubrieron que las especies de foraminíferos sobrevivientes se hicieron más complejas (y, por tanto, pudieron crear y llenar nuevos nichos) antes de que se diversificaran, lo que sugiere que la complejidad ecológica precede a la diversificación.

“Lo que resulta interesante es que parece exitir un límite de velocidad para este proceso y que se necesitan unos 10 milones de años para completarlo” añade.

Los autores del estudio escriben que la generación de nuevos nichos ecológicos tras una extinción masiva significa que el mundo que se repobló tras el impacto del asteroide fue un ecosistema “totalmente nuevo”, en lugar de ser un regreso a una versión “espejo” de lo que era el mundo antes de la extinción.

“Debería servir de recordatorio importante: algunos nichos ecológicos que se están perdiendo por culpa del cambio climático antropogénico nunca volverán a existir,” escriben en el estudio.

Los científicos siguen debatiendo sobre si la Tierra se encuentra realmente en medio de otra extinción masiva. Lowery no cree que estemos metidos todavía en el territorio de la sexta extinción. Pero él y Andrew Fraass, otro de los coautores, coinciden en que discutir sobre lo qué constituye esta distinción es irrelevante.

“Tenemos que trabajar para salvar la biodiversidad antes de que haya desaparecido. Esa es la moraleja importante aquí,” dice.

Sin embargo, existe un consenso en un aspecto de la tendencia de extinción: el homo sapiens es el culpable. Según un estudio de 2014, la velocidad de las extinciones actuales son 1000 veces más rápidas de lo que serían si los humanos no existiéramos.

El año pasado, un estudio de investigación separado halló que el calentamiento global antropogénico podría revertir una tendencia de 50 millones de años de enfriamiento planetario en tan solo 200 años.

Los autores de un estudio reciente publicado en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences advierte que si continúan emtiéndose gases de efecto invernadero a la atmósfera de la Tierra al ritmo actual, el clima de la Tierra para 2030 será comparable al de mediados de la era del Plioceno hace 3 millones de años. Y para 2050 regresaríamos al clima del periodo del Eoceno hace 50 millones de años.

Check Also

Los corales se están desplazando hacia aguas más frías

Según un nuevo estudio científico, el cambio climático está provocando un importante movimiento de las …