Home / Noticias / Tiburones / La repentina desaparición del tiburón blanco de la bahía False deja desconcertados a los científicos
CHRIS AND MONIQUE FALLOWS/MINDEN PICTURES

La repentina desaparición del tiburón blanco de la bahía False deja desconcertados a los científicos

Este año no se ha visto ningún tiburón blanco (Carcharodon carcharias) en la bahía False, una ensenada natural entre los océanos Índico y Atlántico en el extremo suroeste de Sudáfrica, uno de los lugares del mundo más concurridos por la especie y los científicos no están seguros del porqué. Las orcas, a las que les encanta el hígado de tiburón, podrían haberlos ahuyentado, aunque los investigadores no descartan la actividad humana.   

Shark Spotters, una organización sin ánimo de lucro que monitoriza las playas diariamente y advierte a los bañistas de la presencia de tiburones, no ha registrado ni un solo avistamiento este año, ni siquiera durante los meses de verano, entre enero y abril, cuando estos depredadores suelen acercarse más a la costa.

Los operadores turísticos, que organizan salidas para ver cómo los tiburones blancos cazan focas en medio de la bahía, tampoco han visto ninguno. Tampoco se han recibido señales de radiotransmisores instalados en los escualos ni observado mordiscos en los cuerpos de ballenas muertas que flotan a la deriva.

La ausencia no tiene precedentes en los 16 años que lleva la organización, dice Tamlyn Engelbrecht, directora de la ONG. Normalmente se producen más de 200 avistamientos al año.

“Nos preocupa mucho”, dice. “Los tiburones blancos desempeñan una función vital en la bahía,” dice.

El turismo de tiburones ayuda a recaudar dinero que va destinado a misiones de conservación, y la repentina ausencia de este depredador podría tener efectos en cascada en todo el ecosistema. Engelbrecht y otros científicos están intentando comprender las causas.

Una posibilidad es que los tiburones hayan huido ante la presencia de depredadores más grandes. Los datos revelan que los avistamientos en la bahía False han descendido de forma dramática desde 2015 cuando dos orcas apodadas Startboard y Port empezaron a depredar una colonia local de tiburones moteados (Notorynchus cepedianus).

Frente a la costa sudafricana aparecieron muertos varios tiburones blancos con un desgarro limpio entre las dos aletas pectorales. Al parecer, las orcas conocían la ubicación exacta del hígado – altamente graso y nutritivo – y sacaron el órgano por la herida abierta con precisión quirúrgica, descartando el resto del cuerpo.

“Sin embargo podrían haber otras causas tales como un cambio en la distribución de sus presas,” dice. “Es probable que la sobrepesca y la contaminación tengan que ver,” dice Sara Andreotti, bióloga marina de la Universidad Stellenbosch de Sudáfrica.

“Poner el foco de la atención en las orcas podría distraernos de problemas antropogénicos, y es preocupante, “dice.

En la bahía False, otra especie ya ha ocupado el nicho ecológico que ocupaba el tiburón blanco. En la isla Seal, los científicos han observado al tiburón moteado cazando focas en la superficie, algo nunca visto cuando los tiburones blancos merodeaban cerca.

 

Check Also

Los tiburones pelágicos, sin un lugar seguro en el que refugiarse de los palangres

Los tiburones pelágicos se ven obligados a compartir una enorme parte de sus hábitats con …