Home / Noticias / Tiburones / La población de tiburón blanco en aguas de Nueva Zelanda y Australia más baja de lo que se creía
Credits: Sharkdiver.com/Wikipedia

La población de tiburón blanco en aguas de Nueva Zelanda y Australia más baja de lo que se creía

El primer análisis genético mundial de la población de tiburón blanco (Carcharodon carcharias) en aguas australasias revela que el número de individuos de esta especie amenazada es más bajo de lo que pensaban los científicos.

Una investigación, publicada en la revista científica Nature Scientific Reports y actualizada con nuevas muestras y análisis, estima que el número total de tiburones blancos en la región de australiasia es de solo unos 2.100.

Clinton Duffy, asesor técnico marino del Departamento de Conservación (DOC), dice que la investigación es importante porque es la primera vez que ha sido posible estimar el número total de adultos en la población de tiburón blanco de Nueva Zelanda.

El número total de adultos de la población oriental, que incluye Nueva Zelanda, se estima en unos 750. Añadiendo juveniles a la cifra, resulta en una población total estimada de 5.460.

“Habíamos asumido que la población era baja debido a su lenta tasa de reproducción y crecimiento, pero los números son un poco más bajos de lo que pensábamos,” dice Duffy.

El tiburón blanco migra de forma estacional entre Nueva Zelanda, Australia y las islas de Pacífico sudoccidental. Su estado de clasificación de amenaza en Nueva Zelanda fue evaluado en 2005 como “En Declive”.

“Esta nueva información revela lo vulnerable que es la especie,” dice.

Las principales amenazas para el tiburón blanco en aguas de Nueva Zelanda son, sin embargo, la captura incidental en la pesca, en particular, tiburones juveniles en los palangres y adultos en redes fijas, dice.

La investigación ha sido dirigida por científicos de la Organización de Investigación Científica e Industrial del Commonwealth (CSIRO) en Hobart.

Científicos del Departamento de Conservación (DOC) y el Instituto Nacional de Investigaciones del Agua y la Atmósfera (NIWA) han contribuido al estudio.

Los científicos proporcionaron muestras genéticas de tiburones blancos marcados cerca de la isla Stewart, las islas Chatham y la península de Nueva Zelanda, y de tiburones que habían caído accidentalmente en las redes de los pescadores.

El científico principal del NIWA, Malcolm Francis, dice que estimar la abundancia de grandes tiburones es difícil porque las herramientas usadas normalmente por los científicos de pesquerías, como los sondeos de arrastre o experimentos de marcado y recaptura, no funcionan bien.

“Esta nueva técnica genética ofrece una promesa fuerte para monitorizar especies amenazadas y poco comunes,” dice.

Francis dice que el NIWA y el DOC han estado estudiando conjuntamente tiburones blancos en Nueva Zelanda durante más de 10 años, y la oportunidad de colaborar con sus colegas australianos en este estudio es un importante avance a la hora de comprender el estado de la población del tiburón blanco en aguas australiasias.

El tiburón blanco está absolutamente protegido en aguas de Nueva Zelanda, y si la gente captura a uno accidentalmente debe liberarlo inmediatamente vivo y sin lesiones así como notificarlo al DOC.

Check Also

Gran Bretaña exporta en dos años más de 50 toneladas de aletas de tiburón

En los dos últimos años, Gran Bretaña ha exportado más de 50 toneladas de aletas …