Home / Noticias / Mamíferos Marinos / La muerte de otra ballena gris en la costa oeste de Estados Unidos eleva la cifra a 31
The Marine Mammal Center/Sarah Maria Curran

La muerte de otra ballena gris en la costa oeste de Estados Unidos eleva la cifra a 31

En los dos últimos dos meses han llegado muertas a la bahía de San Francisco nueve ballenas grises (Eschrichtius robustus) suscitando grave preocupación entre los científicos. La novena llegó muerta a la bahía el lunes. 

El Centro de Mamíferos Marinos de Sausalito, California, hizo pública una declaración en Twitter diciendo que sus científicos estudian realizar una necropsia para determinar la causa de la muerte.

Entre las otras ocho ballenas grises halladas muertas en la bahía, cuatro murieron de maltrunición y tres debido a colisiones con embarcaciones. La causa de la muerte de la octava ballena, hallada el 30 de abril, sigue sin determinarse.

Padraig Duignan, investigador patólogo del centro, decía en una declaración que las muertes son “motivo de gran preocupación.”

El número de ballenas grises avistadas cerca del área de San Francisco por esta época de año es inusual. En estos momentos la ballena gris está realizando su regreso a sus áreas de alimento en Alaska procedente de Baja California, México, en un viaje de vuelta que no debería tener paradas.

El centro informa que los biólogos de ambos países (Estados Unidos y México) han observado un precario estado de salud de las ballenas, posiblemente debido a unas condiciones oceánicas anómalas “que han contribuido a una variación en su fuente de alimento.”

Los expertos teorizan sobre la posibilidad de que las ballenas hubieran emprendido su viaje desde mar de Bering, donde se alimentan, hacia México, donde se reproducen, sin suficiente grasa en sus tejidos debido a una falta de alimento, lo que explicaría la multinutrición y falta de energía para realizar el viaje de vuelta.

Estas criaturas de más de 36 toneladas estuvieron al borde de la extinción debido a la caza indiscriminada. A finales de 1800 y de nuevo a principios de 1900 la población descendió a menos de 2.000 individuos.

En 1946, un acuerdo internacional para detener la caza ayudó a la especie a recuperar parte de su población y en 1994 fue sacada de la lista de especies en peligro.

Según el centro, quedan cerca de 26.000 ballenas grises, halladas sólo en el océano Pacífico.

Check Also

La muerte de tres orcas residentes del sur deja a esta población en tan solo 73 individuos

La población de orcas residentes del sur (SRKW) en peligro de extinción, conocidas también como …