Home / Noticias / Tortugas / La isla de Trinidad sigue maltratando a las tortugas
A screenshot from the video showing a man placing his foot on the back of a leatherback turtle, in an attempt place a small child on the animal.

La isla de Trinidad sigue maltratando a las tortugas

Los lamentables hechos, ocurridos durante el pasado fin de semana, fueron recogidos en un vídeo publicado en una red social. 

En el vídeo se ve a una tortuga laúd intentando regresar al mar mientras varios hombres la agarran por las aletas intentando arrastrarla de nuevo hacia la orilla. Los hechos ocurrieron en la playa de Guayaguayare, en la Isla de Trinidad, en el mar Caribe.

Dado el tamaño y peso de la tortuga, se ve como un hombre pone un pie sobre su caparazón para luego intentar subir encima a un niño.

Otro individuo se ve subiendo sobre el caparazón de la criatura.

No es la primera vez que ocurren tales incidentes y han sido muchos los conservacionistas que advierten a la gente a no cometer tales actos.

La presidenta de la organización Las Cuevas Eco Friendly Association, Arlene Williams, expresó su decepción por el incidente.

Dice que la tortuga laúd (Dermochelys coriacea) tiene un caparazón blando y estos actos pueden herir e incluso matar al animal.

Todos aquellos que sean sorprendidos maltratando a una tortuga laúd se enfrentan a fuertes multas de hasta 100.000 dólares y hasta dos años de cárcel. Actualmente se ha abierto una investigación para arrestar a los responsables.

Está clasificada como vulnerable según la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza.

El 1 de marzo empezó la temporada de desove de la tortuga laúd, que se extiende hasta septiembre. La población de tortuga laúd que desova en Trinidad es la segunda mayor del mundo. La especie llega procedente de lugares tan lejanos como África, Canadá y Reino Unido.

La tortuga laúd puede llegar a sumergirse a 1.219 metros de profundidad – más que ninguna otra tortuga marina-, pesar hasta 900 kg y medir hasta 3 metros de longitud.

Debido a su inmenso tamaño, sus únicos depredadores son los tiburones, las orcas y los humanos.

Su principal amenaza es la pesca industrial, en especial el palangre y las redes de deriva. La caza furtiva de hembras durante la temporada de desove y los enredos en los equipos de pesca sigue siendo una enorme amenaza para este especie. También es particularmente sensible a la contaminación marina, confundiendo las bolsas de plástico por su alimento preferido, las medusas.

En Trinidad y Tobago, la tortuga laúd también sigue siendo un manjar tradicional. La presencia de patrullas regulares, junto con programas para concienciar a la gente, ha reducido enormemente la incidencia de furtivismo en algunas playas. Sin embargo, muchas playas rurales siguen sin patrullarse y la caza furtiva durante la temporada de desove sigue siendo una gran amenaza local para la especie.

 

 

Check Also

Tortuga marina amenazada regresa a su playa y se encuentra una pista de aterrizaje

Una tortuga que llegó a la costa de las Maldivas, en una área de anidación …