Home / Noticias / Tiburones / La falta de datos de captura amenaza de extinción a los tiburones y rayas del mar Mediterráneo y el mar Negro

La falta de datos de captura amenaza de extinción a los tiburones y rayas del mar Mediterráneo y el mar Negro

Un nuevo estudio publicado en la revista Marine Policy este mes ha revelado que menos de un cuarto de los elasmobranquios (especies de tiburones, rayas y quimeras) capturados en el mar Mediterráneo y mar Negro se declara correctamente. La precaria calidad de los datos reportados es una oportunidad perdida para saber más sobre las muchas especies de las que apenas hay datos.

Y es algo preocupante, explican los autores del estudio Madeline Cashion, Nicholas Baily y Daniel Pauly, porque una de cada cuatro especies de tiburones y rayas están amenazadas de extinción globalmente. Esta amenaza procede principalmente de la sobrepesca. Cuando no hay información suficiente sobre qué especies se están capturando y en qué cantidad, los científicos no pueden gestionar ni mitigar las consecuencias de forma adecuada. De hecho, cerca del 50 por ciento de los tiburones y rayas está clasificado como “Datos deficientes” por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN). Y en parte se debe, dicen los investigadores, porque la “resolución taxonómica”, es decir, la capacidad para identificar especies distintas de tiburones y rayas, es demasiado precaria para elaborar tendencias de la población para una especie en concreto.

Especies que son de bajo valor o no son objetivo (y son muchas) tienden a ser las últimas en la lista de prioridad cuando se trata de reportar un informe exacto.

Este estudio usó un nuevo Indice de Resolución Taxonómica (TRI, por sus siglas en inglés) para evaluar la calidad de las pesquerías reportadas por 24 países a lo largo de 65 años (1950 – 2014). El índice es un intento por ayudar a corregir sesgos en la forma que tenemos de evaluar la calidad de la información reportada en todos los países en desarrollo (donde hay una alta riqueza de especies en latitudes bajas) y compararlas con la resolución taxonómica de datos reportada por países desarrollados (donde la riqueza de especies es más baja en latitudes altas).

El ejemplo que usaron los autores es el caso de Indonesia y Finlandia: ambos tienen litorales de longitud similar, pero mientras Finlandia tiene cerca de 30 especies de peces comercialmente importantes, Indonesia tiene ¡más de 720!. Esto significa que, aunque Finlandia podría reportar un número más reducido de especies, cumple un porcentaje de declaración más alto de sus especies comerciales (67%). Indonesia, por el contrario, reportó 52 especies, que solo supone el 7 por ciento de su total de especies comerciales.

El estudio reflexiona sobre cómo siglos de pesca, combinado con nuevas presiones como la contaminación, el aumento de la temperatura de la superficie del mar y la acidificación, han llevado a descensos de las poblaciones de hasta el 90 por ciento La falta de datos precisos de tiburones y rayas en estas pesquerías está limitando las evaluaciones de las poblaciones que podrían imponer límites pesqueros con base científica y controles.

Entretanto, los autores recomiendan un enforque preventivo para estas especies porque, tal como la autora principal del estudio, Madeline, dice:

“Los elasmobranquios del Mediterráneo se encuentran en medio de una crisis de extinción.”

Check Also

Gran Bretaña exporta en dos años más de 50 toneladas de aletas de tiburón

En los dos últimos años, Gran Bretaña ha exportado más de 50 toneladas de aletas …