Home / Noticias / Mamíferos Marinos / La desgarradora escena de las morsas en la serie “Our Planet” revela los estragos del cambio climático
Source: Netflix

La desgarradora escena de las morsas en la serie “Our Planet” revela los estragos del cambio climático

Aunque la nueve serie documental “Our Planet” de Netflix narrada por David Attenborough ha sido aclamada por la audiencia, una escena particular ha sido considerada como una de las más horribles vistas en un documental de naturaleza. En el segundo episodio se ve a multitud de morsas en en lo alto de un acantilado, confundidas por una combinación de pérdida de hielo y su precaria visión cuando están fuera del agua. Inconscientes de la altura a la que se encuentran, las morsas caen por el precipicio en un intento por regresar al mar.

La escena se desarrolla en el estrecho de Bering, que separa Rusia de Alaska.

“Cada pulgada cuadrada está ocupada,” explica Attenborough. “Trepar por los hacinados cuerpos es la única forma de moverse entre la multitud y algunas pueden morir aplastadas en el proceso.”

Se cree que la situación viene provocada por un conflicto entre morsas, que lleva a cientos del grupo a buscar un lugar seguro, trepando un escarpado acantilado para ponerse a salvo.

Pero la altura no es un lugar habitual para estos animales que pueden llegar a pesar hasta 2 toneladas. En sus intentos desesperados por regresar al mar, probablemente cuando empezaron a tener hambre, cientos de morsas se precipitan por el acantilado, momento en que se produce el fatal desenlace.

“Creo que las morsas escucharon a las que estaban en el agua y creyeron que el mar estaba justo ahí, precipitándose al vacío,” explica Sophie Lanfear, productora de la serie.

Lanfear recuerda lo duro que fue ser testigo de las imágenes.

“Las escenas han sido las más duras que he visto en mi vida,” recuerda horrorizada.

Cuando se planificaba la historia, Lanfear eligió este lugar porque sabía acerca de las enormes aglomeraciones que se están produciendo en esta región debido a la falta de hielo. Lo que no sabía era la masacre que estaba por venir.

Los productores observaron horrorizados como las morsas se despeñaban, rebotando contra las escarpadas rocas, muchas muriendo tras el impacto y otras aplastando al resto ya en el suelo.

No hay duda de que la escena describe a las morsas en un entorno al que no están adaptadas, pero los productores han recibido una oleada de críticas por haber culpado al cambio climático.

Investigadores que no han participado en la serie creen que fue un oso polar lo que llevó a las morsas a subir por el acantilado.

Netflix defiende la veracidad de la escena, señalando que los productores estaban trabajando con el biólogo ruso Anatoly Kocknev, que lleva estudiando a las morsas de la región desde hace 36 años.

La organización World Wildlife Fund advierte que medida que el hábitat helado de las morsas siga disminuyendo, escenas como éstas serán cada vez más frecuentes.

“Esta es la triste realidad del cambio climático,” dice Lanfear. “Estarían sobre el hielo si pudieran.

“No fue un oso polar”, escribía Lanfear en su cuenta en Twitter.

Durante el verano, la morsa del Pacífico busca crustáceos en las aguas entre Alaska y Rusia, antes de subirse sobre el hielo marino para descansar y alumbrar a sus crías. Pero en los últimos años, el hielo marino ártico es mucho más delgado y escaso. La cobertura de hielo marino de 2017-2018 fue la más baja registrada. A medida que estas plataformas de hielo escasean, las morsas se ven obligadas a salir a tierra, provocando aglomeraciones de miles de individuos. Según Kocknev, estas aglomeraciones no son eventos nuevos. Hace décadas eran poco comunes y menos peligrosas, formadas por unos pocos individuos. Kocknev explica que solían ser los machos los que se congregaban en estos lugares. Ahora las hembras y las crías también lo hacen y muchos mueren aplastados durante mortales estampidas.

Check Also

Dos barcos balleneros llegan a puerto con las dos primeras ballenas masacradas de la temporada

Dos de los balleneros de la flota japonesa, que zarpó el lunes, han regresado a …