Home / Sin categorizar / Halladas enormes cantidades de microplásticos en las profundidades marinas
Photo: Wikipedia

Halladas enormes cantidades de microplásticos en las profundidades marinas

Cada año entran en los océanos un promedio de 8,8 millones de toneladas de plástico, que significa que puede entrar una cantidad máxima de 14 millones de toneladas – el equivalente al peso de 2 millones de elefantes.

La mayoría del plástico tarda cientos de años en descomponerse y cuando tiene lugar ese proceso el resultado son miles de trozos diminutos de plástico llamados microplásticos, que probablemente nunca se biodegradarán.

La mayoría de estudios solo ha examinado el plástico en la superficie del mar, por lo que se desconoce dónde van estos microplásticos y en qué lugar se acumulan.

Ahora, una nueva investigación publicada en la revista Scientific Reports ha revelado que muchos de estos microplásticos se acumulan a profundidades de entre 650 pies (198 metros) y 2.000 pies (600 metros) en mucha más cantidad que en la superficie del mar.

Durante años se ha creído que los plásticos eran sobre todo un problema “superficial”. Sin embargo, este estudio ha revelado depósitos de microplásticos en sedimentos del fondo oceánico allí donde los científicos los han buscado.

¿Cómo llegan ahí los plásticos? ¿A qué velocidad viajan estos plásticos al fondo del mar?

Para examinar lo generalizada que está esta contaminación por microplasticos en los océanos, Anela Choy, oceanógrafa de la Institución Scripps de Oceanografia de San Diego y autora principal del nuevo estudio, y su equipo enviaron vehículos operados remotamente a distintas profundidades en la Bahía de Monterrey, en la costa de California.

En este cañón submarino, el grupo de Choy halló microplásticos incluso a 3.200 pies (975 metros). La mayor concentración se halló entre los 198 metros y los 600 metros.

La concentración de microplásticos en esta área, el promedio de partículas halladas – entre 12 y 15 partículas por metro cúbico- era igual o mayor que el del Gran Parche de Basura del Pacífico (esta “isla” de plástico no es una masa sólida de plásticos flotando, sino que en su mayoría está formada por microplásticos invisibles al ojo humano).

Choy y sus colaboradores dicen que la mayoría de los microplásticos proceden del típico plástico que suele usarse para fabricar objetos de usar y tirar, como el tereftalato de polietileno (PET). La mayoría de botellas de agua y refrescos están hechos de PET.

Los científicos creen que estos microplásticos son transportados al fondo del mar tras haber sido consumidos por un gran número de diminutos invertebrados marinos como la langostilla roja (Pleuroncodes planipes) y por unos organismos que se alimentan por filtración conocidos como larváceos. Las langostillas rojas y los larváceos gigantes se encuentran entre los 700 organismos marinos que consumen plástico, pero ambos pueden distribuir los diminutos trozos de plástico a través de la columna de agua.

Concentrations of microplastic particles were discovered in all pelagic red crabs and giant larvaceans sampled.

Los larváceos producen unos filtros mucosos que expanden el tamaño de la criatura y recogen material orgánico, incluidos plásticos. Cuando estos filtros se obstruyen, los larváceos se desprenden de ellos. Y cuando estos filtros se hunden en el suelo marino son consumidos por otros animales marinos. Los larváceos también transportan partículas plásticas a las aguas profundas a través de sus heces en forma de bolitas, que se hunden rápidamente llevándose el plástico con ellas.

Las concentraciones más altas de microplásticos y la mayor diversidad de tipos de plástico se detectaron en la base de la zona fótica – aquella en la que aún penetra la luz del sol, así como en áreas alejadas de la costa.

Los nuevos resultados se basan en una investigación publicada en 2017 que intentó resolver el misterio sobre cómo los larváceos transportan microplásticos al mar profundo. Para ese estudio, el equipo inyectó pequeñas esferas de plástico en el agua y observaron como los larváceos las ingerían. En este nuevo estudio, el equipo no alimentó a los cangrejos ni a los larváceos.

Los autores del estudio descubrieron plástico PET en los intestinos y en los filtros mucosos de ambos animales. Así pues, es probable que los microplásticos queden atrapados en estos filtros y luego acaben hundiéndose en las profundidades.

A principios de este año, los científicos hallaron hasta 314 millones de trozos de plástico en una isla apenas habitada del océano Índico. En febrero, investigadores hallaron plástico en los intestinos de diminutos animales que viven en las partes más oscuras y profundas del Pacífico, a unos 36.000 pies de profundidad.

Los microplástricos no solo son un problema para la vida marina. Entran en la cadena alimentaria que consumimos y en el agua que bebemos.

Gran parte del pescado y marisco que consumimos ha ingerido plástico y, aunque los científicos siguen sin saber plenamente las consecuencias para la salud humana, un estudio de 2013 halló que los animales marinos pueden acumular químicos peligrosos a través de la ingesta de estos plásticos, pudiéndoles provocar tumores y problemas hepáticos. Estos químicos tienen el potencial para subir luego por la cadena alimentaria.

El descubrimiento de una mayor abundancia de microplásticos en partes profundas del océano es un recordatorio de lo poco que sabemos sobre la verdadera magnitud de la contaminación por plástico.

“Estos resultados son intrigantes y demuestran la necesidad de estudiar las aguas profundas en otros lugares para poder descubrir el alcance del problema,” dice Bruce Robison, coautor del informe.

Responder a estas preguntas será cada vez más crítico, dado que la cantidad de plástico en los océanos podría llegar a triplicarse en la próxima década.

Check Also

Las orcas en aguas subantárticas siguen afectadas por los estragos provocados por la pesca ilegal

Las orcas en el océano Austral aun no se han recuperado del devastador impacto que …