Home / Noticias / Tiburones / En pleno auge el tráfico de aletas de tiburón en Indonesia
China's appetite for shark fin soup is declining, but it's still proving lucrative for Indonesian fishermen. ABC News: Phil Hemingway

En pleno auge el tráfico de aletas de tiburón en Indonesia

Solo habían unos pocos tiburones a la venta el día que la cadena de televisión ABC News fue invitada al mercado de pescado al norte de ciudad javanesa de Indramayu.

“Aquí nadie infringe las normas… Cuando los pescadores capturan tiburones en sus redes, los liberan de nuevo a su hábitat.., si siguen aún con vida claro,” decía el encargado de la cooperativa de pesca local.

Pero a la mañana siguiente ABC News se presentó sin previo anuncio y halló pruebas de una próspera industria tiburonera, con operarios cortando las aletas de cientos de tiburones en el muelle.

Caminando literalmente sobre una alfombra de cuerpos de tiburones, el subastador iba cantando trepidante las cifras por un megáfono mientras un puñado de compradores se amontonaba a su alrededor.

Entre los animales muertos a sus pies, goteando sangre de sus branquias, había tiburones martillo amenazados de extinción con sus festoneados lados de la cabeza cortados para ocultar su inconfundible cabeza en forma de martillo.

Más allá del muelle, varios operarios iban amontonando los cuerpos de multitud de tiburones jóvenes dentro de camiones para luego exportarlos.

A third of Indonesia’s sharks are endangered or threatened due to over-fishing. ABC News: Phil Hemingway

Se estima que Indonesia es el país que más tiburones mata del mundo. Debido a las medidas severas contra cualquier pesquero extranjero en sus aguas, la industria tiburonera está ahora mismo en pleno auge. Y ello a pesar del aparente descenso del apetito de China por la sopa de aleta de tiburón.

“Las aletas de tiburón siguen siendo económicamente lucrativas para los pescadores, en especial para aquellos cuyos sustentos se basan en la captura de tiburones para el tráfico de aletas de tiburón,” dice Vanessa Jaiteh, investigadora en pesquerías tiburoneras de Indonesia.

Jaiteh dice que, para aumentar los beneficios de una jornada de pesca, incluso aquellos tiburones que los pescadores capturan de forma accidental no se libran de morir por sus aletas.

Sus años de investigaciones han llevado a esta bióloga marina a concluir que la pesca ha tenido un “grave impacto” en varias poblaciones de tiburones en Indonesia.

“Los pescadores más viejos recuerdan cuando de jóvenes capturaban muchos más tiburones e incluso los pescadores jóvenes recuerdan capturar tiburones más grandes y en más cantidad hace menos de una década,” dice.

Cortar las aletas de tiburones no es ilegal en Indonesia, pero se cree que la práctica de cortarles las aletas en el mar y arrojar el animal por la borda es una de las mayores amenazas para las poblaciones de tiburones en aguas de Indonesia.

La práctica prevalece en la parte oriental de Indonesia, una región pobre donde la pesca es un importante sustento.

“Es importante comprender que algunas de estas comunidades tenían economías de subsistencia antes de que entraran en el tráfico de aletas de tiburón, que resultó en su cambio a la actual economía al contado,” dice Jaiteh.

El descenso del mercado global de aletas de tiburón ha llevado a varios pescadores a pasar a prácticas radicales para sobrevivir, incluida la pesca con dinamita y el tráfico de personas.

Dwi Ariyoga Gautama, de la organización WWF, dice que aunque las operaciones a escala industrial suponen una amenaza importante para las poblaciones de tiburones, a menudo son los barcos más pequeños no registrados los que causan más daño.

“No capturan tantos tiburones como los pesqueros industrializados pero capturan tiburones jóvenes,” dice Gautama.

“Los tiburones no tienen posibilidad de recuperarse. Es por ello que el grado de afectación en las poblaciones es tan elevado y la razón del porqué las poblaciones siguen disminuyendo,” dice.

Cerca del 30 por ciento de las 117 especies de tiburones conocidas en aguas de Indonesia están amenazadas o en peligro de extinción.

Pero la regulación gubernamental solo gestiona a nueve de ellas y, solo una, el tiburón ballena, está totalmente protegido.

Los datos más recientes estiman que cada año los pescadores de Indonesia matan cerca de 100.000 toneladas de tiburones y rayas.

Jaiteh dice que Indonesia ha adoptado algunas medidas decisivas para abordar el descenso de las poblaciones, incluido el desarrollo de un plan de acción nacional así como la imposición de prohibiciones a las exportaciones de algunas especies.

Pero no hay información disponible públicamente sobre el número de tiburones o la captura anual total desde 2016, a pesar de la recogida de datos por parte de las autoridades locales, lo que hace casi imposible cualquier evaluación precisa de la amenaza para las poblaciones.

Check Also

La pesca ilegal y el plástico amenazan la supervivencia de los tiburones en el Mediterráneo

Según un informe de la organización World Wildlife Fund, la sobrepesca, las prácticas pesqueras ilegales …