Home / Noticias / Aves Marinas / El tráfico ilegal de huevos amenaza las aves marinas del islote Pitti, en la India
Fishermen collecting eggs from Pakshi Pitti. Credit: David Grémillet

El tráfico ilegal de huevos amenaza las aves marinas del islote Pitti, en la India

Entre la gente de la isla de Kavaratti, en la India, existe la creencia de que los huevos de las aves marinas tienen propiedades medicinales. 

Esto supone un ingreso para los pescadores, que venden los huevos a los isleños por 0,06 euros (5 rupias) el huevo.

En el archipiélago Lakshadweep, frente a la costa occidental de la India, hay un pequeño islote deshabitado llamado Pakshi Pitti. Se trata de un importante lugar de nidificación para las aves marinas, un santuario de aves protegido en el marco del Acta de Protección de la Vida Silvestre (1972), con disposiciones para todos los asuntos relacionados con el ambiente.

Sin embargo, sus aves nidificadoras están lejos de ser protegidas. Durante la temporada de cría, los pescadores de las islas vecinas visitan el islote para recolectar los huevos.

No es fácil desembarcar en el islote. Sus orillas, con escarpadas rocas que sobresalen del agua, están azotadas constantemente por fuertes vientos y olas que pueden hacer volcar una embarcación. Pero eso no detiene a los pescadores, que ya pescan en aguas cercanas al islote. Los furtivos fondean sus barcos a unos 100-200 m de la orilla y nadan hasta la orilla. Allí roban los huevos y los meten en un sarong y regresan a sus barcos.

Según Ravichandra Mondreti, estudiante de doctorado del Centro de Ecología Funcional y Evolutiva (CNRS) en Montpellier, Francia, y la Universidad de Pondicherry en la India, los huevos no se venden abiertamente en los mercados, sino que la venta tiene lugar mediante el boca a boca. A menudo los isleños de la isla más cercana, Kavaratti, situada a 24 km del islote, y que no salen a pescar ni a recoger huevos, facilitan el tráfico.

Mondreti se interesó por anteriores informes de la recolecta ilegal de huevos y la escala del problema. Mondreti y sus colaboradores visitaron el islote y estimaron que entre 2013 y 2014 los pescadores recolectaron entre el 14 y el 15 por ciento de los huevos. Por el contrario, depredadores naturales tales como cangrejos y otras aves son responsables solo de la pérdida de menos de un 1 por ciento de los huevos.

En un estudio publicado en junio de este año en la revista Marine Ornithology, Mondreti advirtió que la recolecta ilegal de huevos podría provocar la extinción de las aves en la colonia.

Equivalente al tamaño de dos campos de fútbol, Pitti es una mota en el océano Índico pero alberga cientos de aves marinas. En el islote viven como mínimo cuatro especies de aves pelágicas – aves que pasan parte de sus vidas en el mar y llegan a tierra solo para reproducirse. Entre éstas están el charrán piquigualdo (Thalasseus bergii), el charrán bengalí (Thalasseus bengalensis), el charrán sombrío (Onychoprion fuscatus) y la tiñosa común (Anous stolidus). También se han reportado otras aves no pelágicas tales como chorlitejo mongol chico (Charadrius mongolus), el vuelvepiedras común (Arenaria interpres), el zarapito trinador (Numenius phaeopus) y el vencejo palmero asiático (Cypsiurus balasiensis).

De las aves pelágicas, el charrán piquigualdo y el charrán bengalí usan el islote solo para descansar. Solo el charrán sombrío y la tiñosa común nidifican en el islote. El islote en todo momento es su principal zona de nidificación y uno de los dos únicos lugares conocidos en Lakshadweep.

Pero debido a la recolecta sin tregua, Mondreti teme que las aves acaben abandonando el lugar. De hecho, el número de aves pelágicas ha estado disminuyendo, pasando de las 20.000 aves marinas en 1963 a tan solo 970 en 2014, cuando Mondreti llevó a cabo un primer conteo. En ese momento solo estaba en la isla el charrán sombrío y los huevos que robaban los pescadores pertenecían todos a esa misma especie.

Según Praveen Praveen Jayadevan, editor asociado de la revista Indian Birds, la recolecta de huevos es ahora mismo la mayor amenaza para los charranes que nidifican en el islote Pitti. Es un hecho que no muchos en la India continental conocen, aunque Jayadevan dice que ya se han reportado estudios anteriores. Pitti es famosa por sus aves nidificadoras, añade, pero la gente no reconoce el enorme daño que está provocando la recolecta furtiva. “Es importante sacarlo a la luz”. El próximo, dice, paso será estudiar cómo combatirla.

Mondreti sugiere que las autoridades patrullen regularmente la isla. “Llevará cierto tiempo hacer llegar el problema a la gente y se deje de recolectar huevos totalmente. Pero podemos poner un límite al número de huevos que se recolectan.” explica. Es algo que puede hacerse mediante un censo de la población y estimaciones del número sostenible de huevos. También recomienda encontrarles a los furtivos una fuente alternativa de ingresos, tales como el turismo de fauna silvestre.

Damodar A.T., encargado del Departamento de Medio Ambiente y Bosques de Lakshadweep, dice que desconocía este tráfico, pero que es sabido que pescadores solían recolectar huevos en el pasado. También afirma que el tráfico no puede ocurrir a gran escala dado que los barcos pesqueros no pueden acercarse tanto al islote y uno tiene que nadar para llegar a la orilla. Pero si se hallan pruebas de recolecta ilegal, “se emprenderán acciones junto con la guardia costera,” dice.

También dice que es posible que la recolecta ilegal no se detecte debido a la escasez de activos. “No tenemos un departamento forestal plenamente desarrollado. Solo tenemos a tres agentes para todo Lakshadweep”, concluye.

Check Also

Enorme descenso de la población de escúa ártico en Escocia

La población de escúa ártico (Stercorarius parasiticus) en Escocia podría extinguirse si no se detiene …