Home / Noticias / Mamíferos Marinos / El rorcual de Bryde del Golfo de México corre peligro de extinción
Credits: Wikipedia

El rorcual de Bryde del Golfo de México corre peligro de extinción

Científicos federales dicen que un pequeño grupo de rorcuales de Bryde (Balaenoptera brydei) del golfo de México corre peligro debido a varias amenazas, entre las que se incluye la exploración y desarrollo de la producción de petróleo y gas.

“Son las únicas ballenas barbadas que viven todo el año en el golfo de México, con un rol único y muy importante en el ecosistema,” dice Laura Engleby, bióloga de mamíferos marinos del Servicio de Pesca de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA).

Engleby dice que las otras dos subespecies se hallan en aguas tropicales de todo el mundo, pero que el rorcual de Bryde del golfo de México es tan distinto genéticamente que puede considerarse una especie distinta. Estas ballenas, que se alimentan por filtración y se conocen como ballenas barbadas, puede ser difíciles de distinguir. “Es algo que dificulta todavía más su estudio,” dice.

Un congresista republicano de Florida y científico de mamíferos marinos de Massachusetts ha elogiado la decisión de proteger al mamífero. Probablemente queden unos 33 en un área de aguas profundas llamada Cañón DeSoto, explica Engleby. Si queda alguna en el sur del golfo, entonces el total, incluida la población conocida, probablemente sea inferior a 100.

“Aunque con demora, esta designación ayudará a proteger a este especie vulnerable y a su recuperación,” decía el republicano Vern Buchanan.

Pero para Zac Smith, abogado de la organización por el medio ambiente National Resources Defense Counsil, que demandó al gobierno en 2014 para que incluyera el rorcual en la lista de especies en peligro, no es demasiado tarde. “Esta especie ahora tiene una posibilidad de sobrevivir y alejarse de la extinción.”

Engleby explica que el próximo paso es encontrar maneras de ayudar a su recuperación, incluida la consulta con otras agencias y considerar si debe designarse un hábitat crítico. La designación requerirá a la NOAA la consulta sobre cualquier contrato federal, incluidos usufructos de petróleo y gas en aguas federales.

Entre las amenazas se encuentran el ruido provocado por los estudios sísmicos y el tráfico marítimo, que interfieren en su comunicación subsónica.

Las compañías de petróleo y gas acordaron en 2013 no usar estudios sísmicos en un área, incluido el cañón DeSoto. El acuerdo, originalmente durante dos años y medio, se ha ampliado y seguirá en vigor hasta 2022, explica Kim Amendola, portavoz de Pesquerías de la NOAA.

Un estudio publicado en 2015 estimó la población de rorcual de Bryde en 26 individuos. Se dice que el vertido de crudo de BP que se produjo tras la explosión de la plataforma Deepwater Horizon en 2010 se solapó con casi la mitad de su hábitat y que podría haber matado a un 22 por ciento de la población. Entre otras amenazas se incluyen también las redes de pesca, la contaminación e incluso la colisión con embarcaciones (una hembra de rorcual fue arrollada por un barco en 2009. Llegó a Tampa, Florida, “enganchada en el bulbo de proa”. Dado que se trataba de una madre lactante, se cree que la cría probablemente también murió.

Registros balleneros que datan de 1700 revelan que el rorcual de Bryde habitó una vez el golfo central y norte. Se alimentan de crustáceos, pescado y cefalópedos, que filtran a través de sus barbas.

Dado su reducido hábitat en el golfo de México, probablemente nunca fueron tan numerosas como otras especies.

“No tenemos mucha información de esta especie,” dice Engleby.

Engleby dice que un estudio financiado con dinero de las sanciones que el gigante BP y otros tuvieron que pagar tras el vertido se está usando en sondeos aéreos, monitorización acústica pasiva y marcado para obtener más información, incluida su función en el ecosistema.

Check Also

La muerte de tres orcas residentes del sur deja a esta población en tan solo 73 individuos

La población de orcas residentes del sur (SRKW) en peligro de extinción, conocidas también como …