Home / Noticias / Medio Ambiente / El hielo marino de Alaska se ha fundido por completo
Credit: NOAA

El hielo marino de Alaska se ha fundido por completo

El estado que más rápido está sufriendo los efectos del calentamiento global en Estados Unidos se ha quedado sin hielo en las primeras 150 millas de su costa, según un análisis del hielo marino llevado a cabo por el Servicio Meteorológico Nacional.

El panorama es el siguiente: Tras un verano ártico con temperaturas muy por encima de la media, aguas más cálidas y una ola de calor en julio sin precedentes, el hielo marino se ha fundido en aguas del estado.

“El hielo marino en un Ártico cada vez más cálido se ha estado fundiendo antes de lo normal, pero nunca había ocurrido tan pronto,” dice Rick Thoman, experto en clima del Centro de Evaluación y Política Climática de Alaska.

El hielo marino ártico ha alcanzado o rozado niveles mínimos récord durante gran parte del verano.

“Estoy perdiendo la capacidad para comunicar la magnitud de estos cambios”, decía en junio Jeremy Mathis, investigador ártico y actual director de la junta de la Academia Nacional de Ciencias, cuando los niveles del hielo marino alcanzaron su punto más bajo registrado para ese periodo. “Me estoy quedando sin adjetivos para describir el alcance del cambio que estamos observando.”

Incluso durante el invierno, las aguas, históricamente cubiertas de hielo, tenían apenas hielo. A principios de junio, el mar de Bering se quedó sin hielo. Y no es normal que eso ocurra en invierno. “Lo normal es que esté prácticamente cubierto de hielo,” dice Walt Walt Meier, científico senior del Centro Nacional de Datos de Hielo y Nieve.

Un problema fundamental es que ahora gran parte del hielo marino alrededor de Alaska y en el Ártico es, en general, joven. Durante las últimas décadas, el hielo marino más viejo, grueso y multianual se ha estado fundiendo debido a las aguas más cálidas y las temperaturas más altas. Ahora sólo queda hielo marino delgado y mucho más vulnerable.

“La pérdida de hielo multianual es el gran factor aquí,” destaca Thoman. “El hielo de sólo un año es mucho más susceptible a los estragos meteorológicos.”

El tiempo, influido por el clima, es más cálido que hace un siglo. La pérdida consiguiente e implacable de hielo marino es uno de los resultados más visibles de un clima cada vez más cálido.

La temperatura del aire aquí está aumentando el doble de rápido que la temperatura media global – un fenómeno conocido como “amplificación ártica” : el deshielo está alimentado por un circuito de retroalimentación, es decir, el aumento de las temperaturas globales derriten el hielo ártico dejando aguas abiertas más oscuras que absorben más radiación solar, en lugar de rebotarla al espacio como haría un superficie blanca como el hielo blanco. Este calentamiento a su vez se mezcla luego con otras aguas, calentantando el Ártico todavía más.

Es un círculo vicioso. Y las consecuencias se están intensificando.

“Las cosas no son necesariamente graduales,” dice Thoman, en referencia a los enormes cambios que está experimentando Alaska. “Cuando se traspasan unos umbrales, los cambios ocurren muy deprisa,” añade.

 

Check Also

Los inviernos más cálidos están cambiando la composición del agua del mar Negro

Según una nueva investigación, los inviernos más cálidos están empezando a alterar la estructura del …