Home / Noticias / Medio Ambiente / El calentamiento global está llevando el Ártico a un estado sin precedentes
Photo: Brocken Inaglory/Wikipedia

El calentamiento global está llevando el Ártico a un estado sin precedentes

El calentamiento global está transformando el Ártico, y los cambios que está sufriendo tienen efectos tan enormes que todo el sistema biofísico está cambiando hacia un estado que no tiene precedentes, según concluye un equipo internacional de científicos en un nuevo análisis de casi 50 años de lecturas de la temperatura y cambios en todo el ecosistema. 

Los bosques árticos se están convirtiendo en ciénagas a medida que el permafrost se funde bajo sus raíces. La superficie helada que haría rebotar la radiación solar de nuevo al espacio se está oscureciendo y la cobertura de hielo marino está disminuyendo. El calor y la humedad atrapados por los gases de efecto invernadero están aumentando el ciclo del agua, aumentado el caudal de los ríos que transportan más sedimentos y nutrientes al mar, que pueden cambiar la química del océano y afectar a la cadena alimentaria marina costera. Y éstos son sólo algunos de los cambios.

“El sistema biofísico del Ártico se está alejando claramente del estado que tenía en el siglo XX y está entrando en otro que no tiene precedentes, con implicaciones biofísicas no sólo dentro de sus fronteras sino más allá,” dice William Colgan, climatólogo y uno de los autores del estudio.

Colgan y su equipo de colaboradores analizaron los datos de los patrones climatológicos del Ártico y otros indicadores clave de la transformación medioambiental entre 1971 y 2017.

Los resultados son impactantes, revelando transformaciones en las temporadas de crecimiento de la vida vegetal, un aumento en las precipitaciones, el deshielo acelerado y la disminución de los glaciares, entre otros cambios de gran alcance.

Todos los indicadores clave (temperatura del aire, cobertura del hielo marino, tundra, permafrost, hidroclimatología, hielo terrestre, incendios forestales y ecosistemas terrestres y ciclos de carbono) se correlacionan con el aumento de las temperaturas.

“La temperatura del aire es la prueba definitiva del cambio climático en el Ártico,” dice. “Hay una señal alarmante – de una certeza de más del 99,9 por ciento – entre la temperatura del aire y el verdor de la tundra del Ártico. Esto significa que un Ártico más cálido es un Ártico más verde.

Las temperaturas más cálidas están haciendo que las plantas florezcan en distintos momentos, confundiendo a las abejas y afectando a la polinización, y las temperaturas más cálidas del océano significa menos agua fría para determinados tipos de peces.

“El año pasado, sin hielo marino y agua menos fría, el abadejo fue hallado al norte de mar de Bering, donde normalmente no se encuentra, “dice Jim Overland, investigador climático de la NOAA y coautor del estudio. “El mar de Bering se encuentra actualmente en un estado que nunca hemos visto antes.”

El estudio ha sido publicado en Programa de Vigilancia y Evaluación del Ártico, uno de los cinco grupos de trabajo del Consejo Ártico formado por seis naciones, entre las que se incluye Estados Unidos.

Check Also

El mar Caspio se enfrenta a un desastre anunciado

Ver focas del Caspio (Pusa caspica) en los muelles de la bahía de Bakú en …