Home / Noticias / Medio Ambiente / Carrera a contrarreloj para salvar los bosques de sargazo gigante frente a la costa de Tasmania
Giant kelp. Source: Wikipedia

Carrera a contrarreloj para salvar los bosques de sargazo gigante frente a la costa de Tasmania

Fueron considerados una vez los mayores ecosistemas marinos del mundo, abarcando cientos de kilómetros a lo largo del litoral oriental de Australia, proporcionando refugio a multitud de peces, algas y crustáceos. Pero en apenas unas décadas estos bosques ricos y densos se han visto reducidos a unos pocos parches, con una pérdida de hasta un 95 por ciento su tamaño original.

Ahora, un grupo de científicos del Instituto de Estudios Marinos y Antárticos trabaja para restablecer estos emblemáticos bosques.

En los últimos años estos bosques se han visto sometidos al estrés provocado por el calentamiento global, la urbanización y la contaminación.

Una ola de calor en Australia Occidental entre 2010 y 2013 mató casi 100 km de estos bosques, reemplazándolos por algas y otras especies asociadas con áreas subtropicales y tropicales. La pérdida de esta compleja estructura se llevó con ella la enorme capacidad que tienen estos bosques de capturar nutrientes y reciclarlos en las aguas circundantes.

Cayne Layton, investigador principal, dice que la pérdida es “sobrecogedora”.

“Si hubiéramos perdido el 95 por ciento de nuestros bosques en tierra se hubiera producido una intensa reacción pública y manifestaciones en las calles,” dice.

“Lamentablemente estos bosques están bajo el agua… es algo que la gente no ve y por tanto no se cuestiona.”

Layton ha estudiado recientemente los efectos de la disminución en la densidad de estos bosques y el tamaño de los parches en la estabilidad interna de estas algas.

El estudio supuso la construcción de 28 arrecifes artificiales frente a Maria Island, en la costa este de Tasmania.

El estudio halló que el sargazo adulto gestiona su entorno para reducir el flujo de agua, sedimentación y penetración de la luz, creando condiciones favorables para el sargazo joven.

Layton dice que cuando estos bosques se fragmentan o se hacen menos densos debido a la presión ambiental, son menos capaces de modificar su entorno.

“Eso significa que el sargazo joven no se desarrolla bien porque es el sargazo adulto el que ayuda a favorecer ese entorno para el sargazo joven,” dice.

Layton dice que los resultados ayudarán a un nuevo proyecto usando los restos del sargazo gigante de Tasmania para repoblar la especie.

“Ese 5 por ciento que ha sobrevivido parece estar en buenas condiciones. No se ha blanqueado ni ha sufrido muchos estragos,” dice.

“Esperemos que representen genotipos o poblaciones que han sido seleccionadas naturalmente por su tolerancia a aguas más calientes.”

El sargazo gigante, el alga más grande del mundo, puede llegar a alcanzar los 45 metros de altura y crecer hasta 50 cm al día.

Check Also

Océanos más calientes, clima impredecible y aumento del nivel del mar: Informe IPCC

Los niveles del mar aumentarán y más deprisa de lo previsto en el informe de …